www.almacendederecho.org

miércoles, 16 de octubre de 2013

Microentrada: Hacienda, su otro banco

Lo terrible de pagar impuestos no es pagarlos, es pagarlos. No solo se queda Hacienda con una parte muy significativa de lo que has ganado con el sudor de tu frente o con la inversión de tu patrimonio, sino que, además, no te emite una factura, sino que tienes que “autoliquidarlos”. Ni siquiera te avisa de cuánto y cuándo tienes que pagar. Tienes que adivinar cuánto tienes que pagar y cuándo hacerlo, examinando las reglas generales y particulares que publican en una cosa que se llama Boletín Oficial. Además, tienes que pagar como ellos dicen. No vale cualquiera de las formas de pago o extinción de las obligaciones del Código Civil y las formas, también en contra de lo que dice el Código Civil, son esenciales. Y si te retrasas al pagar, te cobran unos intereses muy superiores al interés legal del dinero. Son intereses usurarios prácticamente. Luego, tienes que guardar todos los papeles durante cuatro años por si te inspeccionan.

Como la parte que te quitan es muy grande, muchos cráneos privilegiados del país, que deberían estar inventando los coches voladores o descubriendo cómo funcionan las “mariposas del alma”, se dedican a reducir esa cifra y se quedan con una parte. Y todas las empresas del país gastan – y mucho – en producir declaraciones de impuestos en lugar de producir yogures o programas de ordenador. Por no hablar de todos los ciudadanos que gastan tiempo y dinero en ocultar ingresos o patrimonio para pagar menos.
Hacienda podría simplificarnos la vida – y hacer más fácil la recaudación de impuestos – si fuera nuestro “otro banco”. Si a cada individuo se le abriese una cuenta en Hacienda al nacer, con su NIF, que se incluyera ya en la partida de nacimiento y se incorporara al Registro Civil y éste coincide con el DNI, todos los individuos tendríamos una “cuenta” en Hacienda a la que se podrían vincular todas las operaciones económicas en las que participáramos. Desde cuentas bancarias hasta facturas cobradas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso ya lo hay. Ahora mismo el volumen de información que maneja la AEAT es la más elevada de su historia, ya que no se limita sólo a renta con retención. sino a operaciones trasnfronterizas, bancarias etc. De hecho tienen problemas para manejar tanta información.
Un ejemplo: Un inspector en una inspección me enseño todos (TODOS) los movimientos de más de 1.000 euros de una empresa multinacional... y luego del administrador. El problema es como tratar esos datos bien...

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Ya sé que tienen la información, lo que pido es que se organicen y nos hagan + fácil la vida a los individuos (luego, también a las sociedades) pero que empiecen por las personas físicas y nos permitan gestionar nuestros impuestos como gestionamos nuestra cuenta en el banco

Anónimo dijo...

Muy bueno.como la vida misma

Anónimo dijo...

"No importa cuánto hablen los políticos de solidaridad: jamás la tienen para con los contribuyentes."

Thomas Sowell

Archivo del blog