www.almacendederecho.org

sábado, 14 de febrero de 2015

Los votantes de Podemos son racionales y, en Andalucía, votan al PSOE


EL PAIS
Es pertinente reproducir estos párrafos del libro de Fukuyama Political Order and Political Decay, 2014, p 507-508. Tras exponer y criticar la teoría política de los economistas basada en la doctrina de la agencia (los políticos y funcionarios son agentes y el pueblo es el “principal” o mandante) dice lo siguiente:

(No puede asumirse que) los votantes normales, si se les propone una distribución de los recursos públicos corrupta o clientelista, demandarán inevitablemente políticas públicas basadas en un programa que distribuya los bienes públicos sobre una base impersonal, como la teoría democrática dice que deberían hacer. Esto ignora el hecho de que los votantes en muchas Sociedades, particularmente en las pobres prefieren una distribución clientelar de los recursos porque esperan beneficiarse personalmente de tal distribución. De hecho es la demanda de los ciudadanos de resultados que les beneficien personalmente lo que origina las políticas clientelares en primer lugar.
Es más, la idea de que una mayor transparencia y responsabilidad de los que administran la cosa pública es un requisito imprescindible para disfrutar de una burocracia mejor, se contradice con los numerosos casos históricos en los que una moderna y limpia burocracia se ha construido bajo circunstancias no democráticas… Un buen número de los Estados modernos más exitosos se crearon bajo gobiernos autoritarios, a menudo, en países que sufrían amenazas para la seguridad nacional muy severas. Así ocurrió en la antigua China, en Prusia/Alemania , en el Japón moderno… Al contrario, cuando se introduce la democracia antes de que se consolide un Estado moderno, el efecto es, a menudo, que se debilita la calidad del gobierno. Un caso ejemplar de esta evolución es el de los Estados Unidos que inventó el gobierno por partidos clientelares tras abrirse la participación democrática en las elecciones a toda la población en los 1820s y que, sufrió durante casi un siglo de una burocracia corroída por el caciquismo. Esta es también la historia de Grecia e Italia. Ambas desarrollaron sistemas clientelares sofisticados que impidieron la consolidación de una administración estatal moderna… Construir un Estado moderno y desarrollar la democracia no son la misma cosa y, en el corto plazo, ambos coexisten con relaciones de tensión. Hay otras rutas – distintas de la democracia – para construir un buen gobierno y la democracia puede ser un obstáculo en lugar de una ventaja, en determinadas circunstancias.
Es fácil deducir que la ventaja del PSOE en Andalucía que anuncian las encuestas se explica, en buena medida, porque, en Andalucía, el PSOE es el partido que garantiza a amplias capas de la población andaluza, que podrán seguir disfrutando de ese reparto de los recursos públicos de carácter clientelar. Por esta razón, Podemos no tiene muchas chances en Andalucía. Su espacio electoral está bastante ocupado por el PSOE. En el resto de España, sin embargo, los que esperan disfrutar del reparto discriminatorio de los recursos públicos no tienen un partido que les haga tal promesa.

Archivo del blog