www.almacendederecho.org

viernes, 20 de noviembre de 2015

Asistencia financiera a empleados del grupo de sociedades para adquirir acciones

En el artículo 150 LSC se prevé una excepción a la prohibición de asistencia financiera. Dice el precepto que la prohibición a una sociedad anónima de anticipar fondos, conceder préstamos, prestar garantías ni facilitar ningún tipo de asistencia financiera para la adquisición de sus acciones o de participaciones o acciones de su sociedad dominante por un tercero,

“no se aplicará a los negocios dirigidos a facilitar al personal de la empresa la adquisición de las acciones de la propia sociedad o de participaciones o acciones de cualquier otra sociedad perteneciente al mismo grupo”.

La interpretación del precepto ha dado lugar a dudas sobre si se incluyen entre el “personal” a los administradores sociales (lo que se responde negativamente) y sobre si se extiende – la excepción – a la asistencia financiera para adquirir acciones o participaciones de sociedades del grupo al que pertenece la sociedad anónima que presta la asistencia financiera.

La respuesta es afirmativa. El legislador ha utilizado la expresión “empresa” a propósito para incluir algo más que la sociedad que adquiere las acciones o que presta asistencia financiera a su personal. Si hubiera querido limitar la excepción al personal de la sociedad, lo habría dicho así.

Además, el art. 21 de la 2ª Directiva, en sede de adquisición de acciones propias se refiere no solo al personal de la sociedad que las adquiere, sino a todo el personal del grupo de sociedades (“con el fin de distribuirlas entre el personal de esta o entre el personal de una sociedad ligada a esta última”).

En el caso de que una sociedad anónima asista financieramente a un empleado de una sociedad de su grupo para que éste adquiera acciones de la sociedad anónima o participaciones de la sociedad del grupo en la que está empleado o acciones o participaciones de otra sociedad del grupo, el art. 25 de la misma Directiva permite a los Estados excepcionar las operaciones de asistencia financiera

“efectuadas para la adquisición de acciones por o para el personal de la sociedad o de una sociedad afín a esta”

Así las cosas, y en aplicación de los cánones interpretativos propios del Derecho Privado (odiosa sunt restringenda), sobre todo los que se refieren a que cualquier limitación de la autonomía privada por el legislador requiere de justificación, y en aplicación del principio de interpretación del derecho nacional de acuerdo con la Directiva, parece razonable concluir que no están incursas en la prohibición de asistencia financiera las operaciones de préstamo o garantía dirigidas a facilitar que un empleado del grupo de sociedades adquiera acciones o participaciones de cualquier sociedad del grupo.

 

Entradas relacionadas

Asistencia financiera: la nulidad afecta a la adquisición de las participaciones, no a las hipotecas de bienes sociales en garantía de un préstamo concedido al que asume participaciones sociales

Asistencia financiera

Nulidad de aumento de capital por simulación y asistencia financiera

El Supremo (no) concreta las consecuencias de la asistencia financiera

Rara avis. Nulidad de aumento de capital por concurrir asistencia financiera al socio mayoritario

2 comentarios:

Manuel dijo...

En el caso de las SA el caso está meridianamente claro. Pero ¿qué ocurre si es una SL? ¿Es posible la asistencia financiera a trabajadores de la misma? ¿Y si es un trabajador de una SL el que requiere asistencia financiera para adquirir la sociedad?

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Si no recuerdo mal, la SL no puede prestar asistencia financiera para adquirir sus participaciones art.143 LSC. Si un empleado va a comprar las participaciones, se tendrá que buscar el precio en otro lugar, por ejemplo, en el socio q se las vende. Una vez adquiridas, podrá hacer lo que quiera con el patrimonio social con el límite de las reglas de capital

Archivo del blog