www.almacendederecho.org

miércoles, 18 de mayo de 2016

Por qué no respetamos la propiedad intelectual

 

Primer-Privilegio-Espanol

En 1478, Pedro de Azlor, médico de Isabel la Católica, recibió de ésta una licencia en Sevilla para inventar molinos de harina y disfrutarlos en exclusiva durante veinte años por el inventor o aquellas personas designadas por el beneficiado.

Dicen los neurobiólogos que no es inusual que la gente admita que piratea en internet, a pesar de que saben que es ilegal. Sin embargo, esa misma gente no reconocería fácilmente que roba bienes corporales en una tienda. ¿Por qué? Los neurobiólogos lo explican por los distintos circuitos cerebrales implicados en uno y otro caso. A los individuos les cuesta más representarse mentalmente un bien incorporal que un bien corporal pero, sobre todo, parece que cuando el individuo se representa a sí mismo robando un bien corporal, se activa también la parte del cerebro que se utiliza para “gestionar” las decisiones morales, lo que no ocurre cuando se representa un bien incorporal. De manera que, sin el “vigilante moral” activado, el individuo tiene menos reparos al pirateo que al hurto.

2 comentarios:

Aurea Suñol dijo...

Curioso y seguramente certero. Si un carpintero que trabaja para un empresa hace un mueble, nadie dudaría sobre el hecho de que si se marcha de la empresa no puede llevarse el mueble (le pagan precisamente por hacerlo) y, en cambio, con frecuencia, la gente (algunos tribunales incluidos ) no lo ve igual cuando de información se trata. Y lo paradójico es que suele ser más valioso esto último y vital para el desarrollo económico, por lo que es importante que tomemos (o empecemos a tomar)conciencia de ello. Creo.
Aurea Suñol

Aurea Suñol dijo...

Y por cierto, que no se diga que las sanciones penales buscan precisamente paliar este efecto que apuntas y los neurobiólogos suscriben: ipsa res loquitor.

Aurea

Archivo del blog