El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

viernes, 25 de mayo de 2018

Tweet largo: ¿Paga Putin a Lluis Orriols para que escriba a favor de Podemos?

Visoth Kakvei

Visoth Kakvei

En la columna de eldiario.es, el profesor de la Carlos III se pregunta si Ciudadanos va camino de convertirse en un partido populista de extrema derecha. Si tal cosa ocurriera, España sería más parecida al norte de Europa - donde los partidos populistas son de derechas - que al resto de los PIGS, donde los partidos populistas son de izquierdas (aunque, en España, los partidos nacionalistas regionales sí se han convertido en partidos de ultraderecha, igual que en el norte de Europa!)

Para nuestra tranquilidad, Orriols da una respuesta negativa a su pregunta. No. Ciudadanos no está virando para convertirse en un partido populista de extrema derecha. Y puedo confirmarles que, tampoco, Lluis Orriols no es un agente pagado para escribir a favor de Podemos.

Lo que justifica el sarcasmo por mi parte es que no veo cómo podría contestarse afirmativamente a la pregunta que sirve de titular a su columna. Nada salvo los exabruptos que los separatistas catalanes dirigen continuamente, antes contra el PP y, una vez derrotado éste, contra Ciudadanos, lo justifica (apelar a “algunas voces en el debate público” es muy poco elegante). Léase cualquier definición de populismo o cualquier listado de partidos populistas en Europa y nadie, nunca ha incluido a Ciudadanos bajo esa etiqueta. Que todos los partidos tienen sesgos y hacen guiños al populismo parece inevitable y no es novedad. Supongo que el titular lo ha escrito Escolar o alguien de ese digital como un anzuelo para los lectores.

Orriols no incluye un elemento fundamental en el análisis de la evolución de Ciudadanos en los últimos años. Naturalmente que Ciudadanos se ha centrado mucho más en el eje nacional en los últimos meses – quizá el último año –. Mucho más que en la regeneración. Porque lo urgente no deja tiempo para lo importante. Y, por si a Orriols se le ha pasado, como en el chiste del terremoto con epicentro en Lepe, hemos tenido un intento de golpe de estado separatista en Cataluña hace unos meses; muchísimos catalanes se sienten acongojados por la presión de los separatistas y los españoles, en general, están hartos del chantaje de los nacionalistas. ¿Cómo se le ha podido escapar un ángulo del asunto tan saliente al politólogo de la Carlos III? Con un Parlamento paralizado, es difícil que Ciudadanos pueda hacer más de lo que hace por la regeneración política .

Pero lo que más me molesta de la columna de Orriols es que, tras enumerar los tres rasgos que definen, a su juicio, a un partido populista de extrema derecha (autoritarismo-nacionalista, nativismo-xenofobia y oposición élite corrupta y pueblo), niega que Ciudadanos lo sea porque no es nativista y es tecnocrático. Por dos razones. El bueno de Orriols olvida rechazar expresamente que Ciudadanos tenga una agenda autoritaria – ley y orden aunque sea a costa de coartar las libertades –. Seguro que lo interpreto in malam partem.

Por último, los que favorecen soluciones tecnocráticas no niegan la existencia de conflictos de intereses dentro de la Sociedad entre los distintos grupos sociales (“La tecnocracia también niega la existencia de facciones e intereses contrapuestos en la sociedad”). Subir las pensiones significa menos dinero para la infancia o la investigación. Pero ¿acaso no es aceptable universalmente que el poco o mucho dinero que se destine a la infancia o la investigación debe poder gastarse y gastarse con provecho? ¿Dónde está la contradicción entre promover soluciones tecnocráticas si todos estamos de acuerdo en objetivos como los que acabo de citar?

No hay comentarios:

Archivo del blog