www.almacendederecho.org

domingo, 20 de abril de 2014

Equilibrio de baja calidad como consecuencia de la autogestión


 


“Adam Smith pensaba que a los profesores había que pagarles en función del número de alumnos que consiguieran atraer a sus clases. Que pagarles un salario fijo era una receta para la vagancia, especialmente cuando las Universidades se autogobiernan. En tales circunstancias, los miembros del claustro tenderían a ser muy indulgentes entre sí y todos aceptarían que sus colegas dieran pocas o malas clases a cambio de que les dejaran hacer lo mismo
¿Dónde puede imaginarse que Adam Smith encontró el ejemplo más evidente de la relajación provocada por los salarios fijos? En la Universidad de Oxford, donde la mayoría de los profesores habían dejado, incluso, de simular que daban clases.
Nicholas Phillipson, Adam Smith: An Enlightened Life

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No problemo: ahora con aplicaciones de Bolonia como la de la Autónoma basta con obligar a ir a clase y pasar lista para que todos los profesores sean iguales... yo no paso lista -y supongo que me juego un expediente, pero me da lo mismo-.

Anónimo dijo...

El problema sería que el criterio de selección de la mayor parte de los alumnos no descansaría en la calidad del profesorado sino en la facilidad/dificultad que ofrecerían unos u otros para aprobar. Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Sabían que Adam Smith fue Director de la Aduana de Edimburgo, y que su padre también fue Agente de Aduanas?

Archivo del blog