www.almacendederecho.org

miércoles, 22 de octubre de 2014

Nacidos para competir, nacidas para cuidar

“Para la teoría de la inversión parental (recursos invertidos por los padres en sus hijos) y la selección sexual, las diferencias sexuales evolucionan porque los machos y las hembras se seleccionan para hacer inversiones de diferente envergadura en la producción de crías. En la mayor parte de las especies, los machos son el género que menos invierte en la parentela. Por ejemplo, mientras que la mínima inversión que la mayoría de los mamíferos macho tienen que hacer para reproducirse es una cantidad ridícula de tiempo y de esperma, la mayor parte de las hembras de los mamíferos tienen que hacer una inversión mínima de un largo período de gestación y de lactancia. En consecuencia, los machos pueden reproducirse a un ritmo muy superior al de las hembras y el éxito reproductivo de los machos – a diferencia del de las hembras – está limitado casi exclusivamente por el número de oportunidades de aparearse. Como las oportunidades de apareamiento benefician más a los machos que a las hembras y como los machos que disfrutan de un status social más elevados tienen más oportunidades de apareamiento, la selección natural en los machos favorece extraordinariamente las habilidades para triunfar en la competencia por status dentro del grupo. Por tanto, en la mayor parte de las especies, especialmente en los mamíferos y en los primates – incluyendo a los humanos – los machos compiten por status más vigorosamente que las mujeres. Y del mismo modo que, en media, los machos están mejor “diseñados” que las mujeres para la competencia por status, las mujeres están mejor “diseñadas” que los hombres para invertir en el cuidado de la prole.

Price, ME & Johnson, DDP (2011) The Adaptationist Theory of Cooperation in Groups: Evolutionary Predictions for Organizational Cooperation. In: Evolutionary Psychology in the Business Sciences, Saad, G (ed), Springer

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"matrimonium, quoad nomen a matre et non a ptre dici, quia in procreatione prolium, ad quam matrimonium ordinatur, magis mater attenditur, quam pater; cum mater Semper sit certa, pater vero incertus, ipsaeque proles, ante partum onerosae, in partu dolorosae et post partum laboriosae matri ese soleant, ut merito status iste coniugalis matrimonium potius, quam patrimoniuum dicatur" Cursus Juris canonici juxta methodum decretalium Gregrorii IX. Vamos, que son las sufridoras pero a las mujeres siempre les queda ponerle los cuernos al macho alfa -y si sale negro decir que han comido mucho chocolate durante el embarazo-.

Anónimo dijo...

Nihil novum sub sole... "Ante todo preciso es considerar que el hombre propende por naturaleza a la inconstancia en el amor, y la mujer a fidelidad.

El amor del hombre disminuye de una manera perceptible a partir del instante en que ha obtenido satisfacción. Parece que cualquier otra mujer tiene más atractivo que la que opsee, aspira al cambio. Por el contrario, el amor de la mujer crece a partir de ese instante. esto es una consecuencia del objetivo de la naturaleza, que se encamina al sostén y por tanto al crecimiento más considerable posible de la especie.

En efecto, el hombre con facilidad puede engendrar más de cien hijos al año, si tiene otras tantas mujeres a su disposición; la mujer, por el contrario, aunque tuviese otros tantos varones a su disposición, no podría dar a luz más de un hijo al año, salvo gemelos. Por eso anda el hombre siempre en busca de otras mujeres, al paso que la mujer permanece siempre fiel a un solo hombre, porque la naturelza la impele, por instinto y sin reflexión, a conservar junto a ella aquien debe alimentar y proteger a la futura familia menuda. De aquí resulta que la fidelidad en el matrimonio es artificil para el hombre y natural en la mujer y por consiguiente, a causa de sus consecuencias y ser contrario a la naturaleza, el adulterio de la mujer es menos perdonable que el del hombre"

A. Schoppenhauer, "El amor, las mujeres y la muerte", Edaf, 1979, pp. 31-32...

Lo malo es que mi mujer no lo acaba de ver...

Anónimo dijo...

Supongo que no insinua el Profesor Alfaro que "los machos" deben estar en los consejos de administración o en las Cátedras universitarias, compitiendo por status; mientras "las hembras" cuidan a sus crías ¿verdad?. De igual forma que supongo que aun cuando por naturaleza está dotado de incisivos y caninos para desgarrar no come corderos crudos

Anónimo dijo...

¡No hombre, no, cómo va a insuar eso Jesús! Yo creo que simplemente como dijeron gentes tan diversas como San Raimundo de Peñafort y Arthur Schoppenhauer, los hombre y las mujeres son distintos. A partir de esa evidencia -que hay gente que descubre el Mediterráneo en el siglo XXI, como el autor de la cita- no veo juicio de valor alguno. A mi personalmente me agota tener que berrear y combatir con el resto de los ciervos para ver quién se queda con las titis del rebaño. Es más, con las nuevas aplicaciones para móvil del hijo de Aznar, eso de aparearse va a estar cada mez más fácil!!

Anónimo dijo...

Schoppenhauer, era un geta, ¿no?

Lo de que los hombres no tienden a la fidelidad (o lo hacen menos que las mujeres...) en fin, habría que ir a las consultas de los psicólogos a ver si no hay hombres incapaces de superar infidelidades de las esposas.

No somos diferentes. Lo que pasa es que años, siglos! de sumisión por parte de la mujer, condicionadas socialmente a que así sea, a sentirse culpable de que no cuida bien a la prole si trabaja, y a gente que aún piensa que es normal que el hombre necesite más expansión que la mujer (y que lo que tiene que hacer en casa es "ayudar" en vez de apechugar 50/50), pues es lo que tiene.

Pero, amigos míos, el frotar se va a acabar. Las cosas van a cambiar. De hecho, están cambiando ya, y los machos que lo ven venir se empeñan en buscar más razones "históricas" o "biológicas" que lo puedan impedir.

Anónimo dijo...

Creo que la teoría de la inversión parental (al menos formulada así) es una falacia. Y ello por los siguientes motivos:

(i) Si bien es cierto que el éxito reproductivo de los machos está limitado por el número de oportunidades de aparearse, ésta no es seguramente la única limitación. El éxito reproductivo de los machos está limitado, además, por muchos otros factores, como por ejemplo el éxito en fecundar, la posibilidad de que la hembra de a la luz y la posibilidad de que su prole llegue a la edad de reproducirse también y así perpetuar los genes del macho - de contrario no habrá servido de nada reproducirse. Esto conlleva que el macho deberá asegurar protección y seguridad a la hembra y a la prole, sobretodo en los casos (como en el hombre) en que la hembra está más indefensa durante la gestación y inicio de la vida de la prole.

(ii) No se demuestra en ninguna parte que "las oportunidades de apareamiento benefician más a los machos que a las hembras".

(iii) Las hembras de especies sociales y mamiferas tienen casi siempre machos que las cuidan durante la gestación y primeros años de vida de la prole.

(iv) Las hembras también benefician de diversificar los genes de su prole. Es el principio básico de diversificación del riesgo.

(v) Las hembras a menudo escogen una pareja para ser el padre y, a su espalda y sin que éste lo sepa, van "diversificando el riesgo". Esto permite que la prole de la hembra sea diversificada (alguna sobrevivirá) y que tenga un buen padre adoptivo que las cuide.

(vi)En los chimpancés, por ejemplo, una hembra en celo tiene relaciones sexuales con casi todos los miembros del grupo, voluntariamente. Ello hace que todos los machos con quien tuvo relaciones se sientan padres del nuevo bebé. Casi todos los machos del grupo - da igual si tienen un estatus alto o no.

(vii) Igual que a los machos, a las hembras también les beneficia un estatus social alto. Les permite mejor acceso a la comida, por ejemplo. Normalmente se dice que las mujeres son más competitivas que los hombres. Por qué será? Por qué será que los hombres suelen preferir mujeres educadas que mujeres que no saben leer ni escribir? Por qué será que los hombres prefieren mujeres "respetables" que "zorras" y "prostitutas de lujo" a "prostitutas baratas?

En fin, creo que es una cita poco fundamentada y sin mucha base. Es un párrafo de wishful thinking. Es justificar lo que nos gustaría a nosotros, hombres anticuados, que fuera con falsedades argumentativas.

Anónimo dijo...

Creo que la teoría de la inversión parental (al menos formulada así) es una falacia. Y ello por los siguientes motivos:

(i) Si bien es cierto que el éxito reproductivo de los machos está limitado por el número de oportunidades de aparearse, ésta no es seguramente la única limitación. El éxito reproductivo de los machos está limitado, además, por muchos otros factores, como por ejemplo el éxito en fecundar, la posibilidad de que la hembra de a la luz y la posibilidad de que su prole llegue a la edad de reproducirse también y así perpetuar los genes del macho - de contrario no habrá servido de nada reproducirse. Esto conlleva que el macho deberá asegurar protección y seguridad a la hembra y a la prole, sobretodo en los casos (como en el hombre) en que la hembra está más indefensa durante la gestación y inicio de la vida de la prole.

(ii) No se demuestra en ninguna parte que "las oportunidades de apareamiento benefician más a los machos que a las hembras".

(iii) Las hembras de especies sociales y mamiferas tienen casi siempre machos que las cuidan durante la gestación y primeros años de vida de la prole.

(iv) Las hembras también benefician de diversificar los genes de su prole. Es el principio básico de diversificación del riesgo.

(v) Las hembras a menudo escogen una pareja para ser el padre y, a su espalda y sin que éste lo sepa, van "diversificando el riesgo". Esto permite que la prole de la hembra sea diversificada (alguna sobrevivirá) y que tenga un buen padre adoptivo que las cuide.

(vi)En los chimpancés, por ejemplo, una hembra en celo tiene relaciones sexuales con casi todos los miembros del grupo, voluntariamente. Ello hace que todos los machos con quien tuvo relaciones se sientan padres del nuevo bebé. Casi todos los machos del grupo - da igual si tienen un estatus alto o no.

(vii) Igual que a los machos, a las hembras también les beneficia un estatus social alto. Les permite mejor acceso a la comida, por ejemplo. Normalmente se dice que las mujeres son más competitivas que los hombres. Por qué será? Por qué será que los hombres suelen preferir mujeres educadas que mujeres que no saben leer ni escribir? Por qué será que los hombres prefieren mujeres "respetables" que "zorras" y "prostitutas de lujo" a "prostitutas baratas?

En fin, creo que es una cita poco fundamentada y sin mucha base. Es un párrafo de wishful thinking. Es justificar lo que nos gustaría a nosotros, hombres anticuados, que fuera con falsedades argumentativas.

Archivo del blog