www.almacendederecho.org

martes, 10 de septiembre de 2013

Si no queremos que nuestros alumnos memoricen, sino que aprendan…

 
Fotos de Montgomery - Imágenes destacadas
Esta foto de Montgomery es cortesía de TripAdvisor
Richmond Lock2(Full)
Lo que distingue la memorización del aprendizaje es el sentido. Memorizar un hecho es arbitrario, intercambiable por cualquier otro. ¿Qué diferencia hay entre saber que el seno de π / 2 es uno, cero o un millón? Pero cuando se aprenden unos hechos, el que los aprende los encaja en un marco lógico relacionándolos con otros hechos… Los que defienden la memorización tienen razón en que no se puede menospreciar el valor de conocer hechos porque sin tal conocimiento no puede haber razonamiento crítico. Pero los antagonistas de la memorización también tienen razón: lo memorizado es muy poco útil si no se ha comprendido.
Con una “chuleta”, una pregunta como "¿Por qué la Confederación utilizó Richmond como capital durante la mayor parte de la Guerra de Secesión norteamericana?" Se convierte en una equivalente a "¿Te acordase de incluir la respuesta en la chuleta del examen? Si queremos dirigir a los estudiantes de manera que comprendan el problema real – qué es lo que hace que una ciudad determinada sea una buena capital, especialmente a la luz de las dificultades a las que se enfrentaban los Estados que apoyaron la secesión – entonces tenemos que formular una pregunta más abierta, más compleja y más difícil de puntuar. Por ejemplo la siguiente: "Si Montgomery y Richmond tenían la misma población e industria qué hechos o circunstancias hacían a una u otra preferible como capital de la Confederación y por qué?

Archivo del blog