www.almacendederecho.org

miércoles, 27 de agosto de 2014

Microentrada: Otra bendición de las sociedades cotizadas, crear un mercado para las innovaciones

Si las empresas grandes compran por precios excesivos compañías que están en sus inicios y que han creado productos innovadores pero que no tienen éxito en el largo plazo, estas inversiones pueden verse bajo una mejor luz si se considera como “premios” a los innovadores añadidos a los premios que otorga el mercado, incrementando los incentivos para innovar. La innovación te puede hacer rico porque el mercado reconozca que has descubierto una necesidad insatisfecha o que has podido satisfacerla mejor que tus competidores o porque los “agentes” de los consumidores – las grandes empresas de un sector – creen que, un día, tu producto puede valer mucho más que hoy y están dispuestas a asumir el riesgo (tienen dinero de sobra y no están sometidos a las estrecheces de un mercado de competencia perfecta sin costes de agencia) aunque una decisión racional debería llevarles a no hacerlo porque se trate de un proyecto con valor actual negativo. Las sociedades cotizadas son, en este sentido, una bendición para la innovación. No porque innoven mucho, sino porque ofrecen una salida airosa a los innovadores que tardan mucho en triunfar.

2 comentarios:

Àlex Plana Paluzie dijo...

Hay un debate muy interesante respecto a cómo incentivar la innovación (en especial, desde la esfera del derecho de la competencia/antitrust).

En primer lugar creo interesante remarcar que por un lado se puede defender que la existencia de grandes multinacionales permite mayor inversión en I+D y, por otro lado, se puede defender que la atomización del mercado incentiva más la innovación, debido a que las grandes empresas dejan de innovar y arriesgar cuando obtienen control suficiente sobre el mercado. Además, la convivencia de ambos puede dar lugar a lo expuesto en esta breve entrada que nos presentas hoy.

Ciertamente, la adquisición de start-ups por parte de grandes empresas puede ser un incentivo interesante, pero estos casos parecen muy residuales e, incluso admitiendo que no sean tan residuales hay otra cuestión a resolver. ¿Estas compras por parte de grandes empresas perjudican la innovación a nivel macroeconómico? Es decir, cierto que dichas start-ups reciben los fondos necesarios, pero una vez son controladas por las multinacionales ¿no pierden parte de su "esencia"?

En definitiva, premiar innovadores vía operaciones de M&A no cierra el debate sobre si se innova más en un mercado atomizado o concentrado.

Saludos cordiales.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Hay mucho estudio empírico sobre quien innova y las cotizadas innovan menos. En sector farmacéutico, las grandes han abandonado, casi, la I+ D. Que las compren las grandes induce a los emprendedores a convertirse en serial entrepreneurs o sea que creo que son todo ganancias!

Archivo del blog