www.almacendederecho.org

sábado, 31 de mayo de 2014

¿Por qué la Economía es la Ciencia Social con peor reputación?

“Creo que la Economía es la Ciencia Social más denigrada porque se opone a la heurística de los motivos. Según ésta, si los motivos que mueven a alguien a actuar de una forma determinada son desinteresados y bienintencionados, entonces el acto correspondiente es bueno. Si los motivos son egoístas, entonces el acto no es bueno. La heurística de los motivos es lo que genera la veneración por las organizaciones sin ánimo de lucro. Es fácil asumir que los motivos de una organización sin ánimo de lucro son mejores que los de una institución con fines de lucro. En consecuencia, parece moralmente superior trabajar en una organización no lucrativa. Sin embargo, una vez que uno abandona la heurística de la intención, los argumentos a favor de las organizaciones no lucrativas se debilitan mucho. Creo que la capacidad de pensar más allá de la intención heurística es muy importante en la filosofía social y política. Sin embargo, hay muchas personas que han apostado fuertemente en la heurística de la intención, y es mi hipótesis que estas personas están ansiosas por desacreditar la Economía”.

1 comentario:

Francis Martínez Segovia dijo...

Ni una cosa ni la contraria, a ver si ahora vamos a demonizar a las asociaciones no lucrativas porque existan casos como AIZOON u otros ejemplos fraudulentos.
La gente que emplea su tiempo en ayudar a los otros merecen todo el reconocimiento, mientras que quienes lo emplean en ganar su dinero merecen todo el respeto, por supuesto, pero no la admiración, o no al menos mientras no desarrollen políticas de Responsabilidad Social, y no como estrategia empresarial de pura mercadotecnia.

Yo soy profesor de Derecho mercantil y, además, estoy especializado en Derecho de Sociedades, sobre todo, las cooperativas, así como sobre entidades de economía social. Bueno, así las cosas, no es de extrañar que imparta la asignatura de Responsabilidad Social en el Grado de Relaciones Laborales de mi facultad (RSE/RSC). Por tanto, no puedo ni quiero demonizar moralmente a quienes se dedican a engrosar su cuentas de resultados aunque pudiere ser eventualmente a costa de no ser empáticos con los stakeholders de su entorno, por supuesto. Pero no me negarás, Jesús (apelo a tí porque imagino que si haces este post es porque estás de acuerdo, ya dirás si no es así) que si una empresa tiene una vertiente social, genéticamente concebida (p. ej., las cooperativas, las ONG, las Fundaciones, etc..), sí que debemos verlas al menos con más simpatía en la medida que contribuyen a hacer del mundo un lugar mejor. E igualmente me parece cuando una empresa puramente crematística adopta políticas de Responsabilidad Social en su gestión y de ese modo claramente muestra empatía con los intereses de los colectivos con quienes cotidianamente interactúa. ¿O acaso eso es también minimizable éticamente? Venga hombre, siempre está la ideología del poder económico teorizando sobre los demonios morales de la gente que se ocupa por mejorar la posición de los más vulnerables social y económicamente en el mundo. Siempre, siempre hay un iluminado de los USA que viene a dar lecciones de moral a todos los que prestan su tiempo en ayudar a los demás. Siempre los hubo, desde Friedman, y los habrá, siempre. Pero a cada cual lo suyo, si no os importa... el dinero y el poder son inequívocamente de las grandes empresas, ¿pero no les vale eso?¿También quieren la palmadita de que son igual de buenos que quienes se ocupan por ayudar a los más necesitados? Venga, venga... un poquito de por favor.

Buen finde. Cordialmente,

Francis Martínez Segovia
@fjmsegovia

PD.- OS DEJO MIS DOS BLOGS TEMÁTICOS, que se corresponden con dos asignaturas que imparto en la Facultad de Derecho de Ciudad Real, de un lado, el blog más conocido dedicado a mi asignatura de Cooperativas y otras formas de empresa (de Economía social) y, de otro, el relativo a la asignatur del Grado de Relaciones Laborales sobre "Responsabilidad Social de la Empresa". Asi alguien puede extraer alguna conclusión sobre mi posible frivolidad en estos temas tan sesudos, de moralidad y ética, con los que le gusta a Jesús brindarnos de vez en cuando.

http://responsabilidadsocialdelasempresas.blogspot.com.es

http://impresionesdeunjurista.blogspot.com.es

Archivo del blog