http://almacendederecho.org/wp-content/uploads/2015/06/Logo-Almacen-de-Derecho-300x871.png

domingo, 16 de abril de 2017

La coexistencia entre la Economía comercial y la de subsistencia: la moneda era distinta

2i-city-of-Assur-excavation
“Shubat-Enlin estaba vinculada con otras ciudades mesopotámicas tanto por el comercio y las finanzas como por la política y la religión. De hecho, las últimas siguieron, probablemente a los primeros. La tierra de Apum donde está situada Leilan era una parada importante en el comercio de plata… La relevancia del comercio de Assur… no estriba simplemente en que existiera una extensa red comercial (entre las ciudades mesopotámicas y de Oriente Medio), sino más bien que la plata se considerara un insumo esencial de la vida económica. Mesopotamia necesitaba dinero tanto como necesitaba alimento, vestido y alojamiento. 
Aunque tendemos a pensar en los metales preciosos como <<bienes de lujo>> … parece que fue precisamente la asignación aparentemente arbitraria de prestigio al oro y la plata lo que hizo que fueran tan útiles como monedas. La utilidad particular de la plata como moneda o como unidad de cuenta es que se aceptaba generalizadamente en el antiguo Medio Oriente como dinero. Su valor era mundial, no local. Permitió que ciudades distantes entre sík, aunque fueran enemigas, pudiera interactuar económicamente. El cereal era la moneda local, en el marco de un sistema económico basado en la familia que producía y distribuía bienes básicos para la subsistencia localmente. Por el contrario, la plata era el medio de intercambio que conectaba las ciudades de Mesopotamia con el resto del mundo
Y este texto de Aristóteles que reproduce el autor en las pp 98-99 sobre el comercio internacional:
“Cuando la gente deviene dependiente de lugares lejanos al importar cosas de ellos que necesita y exportar las cosas de las que tiene en exceso, el uso del dinero fue producto de la necesidad. Porque no todas las cosas que se requieren para la vida son fáciles de transportar, de manera que para realizar los intercambios, los hombres acordaron entre ellos dar y recibir algo de tal clase que, siendo en sí mismo una de esas cosas útiles, fuera ´fácil de manejar para las necesidades de la vida, como el hierro o la plata o algo semejante. Al principio, se definía sólo por su tamaño y peso pero, finalmente, se le añadió un sello impreso, para que la gente no tuviera que medirlo o pesarlo, ya que el sello impreso indicaba ya su valor”

William N. Goetzmann, Money changes Everything, 2016, p 65

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por desgracia, también es el origen de la pérdida de la "paridad" entre la economía real y la economía financiera, tan dañina sobre la primera cuando se desboca,porque el siguiente paso no hace falta ser muy avezado para ver que es el de adulterar los metales amonedados para tener más.

Archivo del blog