El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

viernes, 6 de septiembre de 2019

Los niños "de alto rendimiento" tienen un efecto negativo y persistente en los resultados educativos a largo plazo de las niñas.


WILFRID de GLEHN (1870-1951)

El rendimiento competitivo de las mujeres - por ejemplo, la decisión de participar en un torneo - se ve afectado por la composición del equipo o de la competición, es decir, por la presencia de hombres o de otras mujeres. Por ejemplo, las mujeres tienen más probabilidades de competir cuando sus oponentes potenciales son mujeres (Niederle et al. 2013), y la creencia de una mujer sobre la probabilidad de que haya respondido correctamente a una pregunta en un campo se ve afectada por el estereotipo del campo (por ejemplo, matemáticas versus inglés), especialmente si su compañero de equipo es hombre (Bordalo et al. 2018). 
Es decir, en una clase, por ejemplo, si la materia es “masculina” (matemáticas) las chicas se sentirán menos seguras de la corrección de su respuesta que si la materia es “femenina” (lengua).
si hay consecuencias a largo plazo al asistir a una escuela secundaria con un número mayor o menor de compañeros, hombres o mujeres, `de alto rendimiento'…. El hecho de estar expuestos a una fracción más alta de niños-varones de "alto rendimiento" disminuye la probabilidad de que una niña siga adelante y complete una licenciatura universitaria unos 14 años más tarde. El tamaño del efecto es grande: un aumento de una desviación estándar (neta de efectos fijos y tendencia temporal, es decir, 2,0 puntos porcentuales) en el porcentaje de niños de alto rendimiento disminuye la probabilidad de obtener una licenciatura en unos 2,2 puntos porcentuales sorprendentemente, la presencia en la clase de niñas "de alto rendimiento" tiene un efecto despreciable en los niños o en las niñas.
El efecto de los niños de alto rendimiento se concentra en las niñas de más bajo rendimiento cuyos padres, al menos uno de ellos, tiene carrera universitaria
encontramos que las niñas expuestas a una mayor fracción de los niños de "alto rendimiento" tienen una confianza en sí mismas y aspiraciones significativamente menores, son más propensas a participar en algunas formas de comportamiento de riesgo (beber), y tienen más probabilidades de tener un hijo antes de los 18 años de edad. 
Los impactos de las niñas de "alto rendimiento" en otras niñas son variados, ya que disminuyen algunos tipos de comportamientos de riesgo (beber) pero aumentan otros (pelear). Los resultados para los niños son muy diferentes.  No hay un efecto significativo de los pares masculinos de alto rendimiento en los varones, pero una mayor exposición a los pares femeninos de "alto rendimiento" disminuye su comportamiento riesgoso (ambos índices) y la probabilidad de ser padres adolescentes.

Angela Cools, Raquel Fernández, Eleonora Patacchini, Girls, boys, and high achievers, 2019

No hay comentarios:

Archivo del blog