www.almacendederecho.org

jueves, 29 de enero de 2015

La principal bendición de Internet

Leibniz se quejaba de los inconvenientes de vivir en una ciudad provinciana como era Hannover en una carta a un amigo (escribió más de 15.000 cartas en su vida):
“Lo único que me fastidia es no vivir en una gran ciudad como París o Londres, ciudades donde hay muchos hombres cultivados de los que recibir ayuda y a los que aprovechar. Porque uno no lo puede todo. Y aquí, apenas se encuentra gente con la que hablar de temas serios, bueno, más bien es que no se considera correcto hablar de esos temas en las reuniones sociales”
Apud, Marc. E. Bobro, The Optimistic Science of Leibniz que recoge esta frase
“Hay muchas cosas en el Universo que nos parecen desagradables pero hay que ser consciente de que el mundo no se hizo para nosotros solos. Lo disfrutaremos si somos sabios, si lo usamos para nuestro servicio y seremos felices si queremos serlo”

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues a Unamuno le pasaba lo contrario, prefería la ciudad de provincias porque le daba tiempo a leer despacio y a digerir todo lo que leía, a diferencia de la excesiva sobreabundancia de Madrid, donde el caudal de información era vertiginoso y no daba tiempo a leer antes de que hubiera más. Y dado lo que se escribe hoy tal ves tuviera razón el vasco...

abrazo.

A. Perdices

Archivo del blog