www.almacendederecho.org

sábado, 31 de enero de 2015

La Universidad, los planes de estudio y los préstamos a universitarios

juan torres lópez
Fuente
Juan Torres me cae bien. Tiene buen carácter y parece buena persona. Pero dice muchas tonterías. No digo que sea tonto. Digo que muchas de las cosas que dice no tienen ningún valor, no están fundadas en la lógica o no están apoyadas en datos, en la realidad o en ninguna buena construcción teórica. Ser catedrático de Economía en la mayor – que no la mejor – Universidad de Andalucía ha permitido a los de Podemos decir que su programa económico está avalado por la “cátedra”, de manera que encuentro valioso señalar las tonterías que dice públicamente Juan Torres para que su título académico no induzca a error sobre lo que cabe esperar de seguir sus consejos. Sobre todo, porque estas son las tonterías que muchos de los potenciales votantes de Podemos se creen a pies juntillas hinchando la mezcla de odio social y construcciones fantasiosas de la realidad que califica a dichos votantes.


(Para los datos, vean esta columna que tiene unos gráficos preciosos aunque los textos sean muy criticables (empezando por el titular en el que acusa al Ministro de mentir).

Me refiero a su columna sobre la reforma de los grados propuesta por el Gobierno. Dice el profesor de Sevilla que esta reforma debe considerarse comoLa Universidad de Rajoy, otro negocio para la banca”. No se pueden decir más cosas falsas con menos palabras. Porque la reforma autoriza a las Universidades a cambiar la duración de sus grados y másteres, no les impone ninguna obligación de hacerlo. Es más, la patrona de las Universidades andaluzas, Susana Díaz, en una de las cuales él trabaja, ha dicho ya que no van a reducir la duración de los grados de cuatro a tres años. O sea que los estudiantes andaluces seguirán perdiendo cuatro años de su vida estudiando tonterías en grados como el de Turismo, Trabajo Social, Relaciones Laborales, Periodismo, Publicidad y Relaciones públicas etc, cuando lo sensato es que estudiaran tres años de una carrera generalista con contenidos intelectuales de peso (Historia, Derecho, Economía – no empresariales – Física, Matemáticas, Ingeniería, Biología, Química) y, con más años y más madurez, eligieran un master en alguna de esas cosas si es que quieren dedicarse a esos sectores de la actividad (Medicina, Periodismo, Arquitectura, gestión de empresas, Derecho…). Cualquier reducción de la duración de esas carreras es una bendición para las cabezas y los bolsillos de los que, a pesar de que es del todo punto desaconsejable cursarlas como carreras de grado, deciden matricularse en ellas. Me contaban en la Universidad de Málaga que a los profesores de Derecho que imparten clases en Turismo les tratan muy bien en el AVE porque muchas de las azafatas han sido alumnas suyas. ¿Cuatro años de carrera para trabajar de azafata del AVE?
Así pues, la reforma es una bendición porque dota de autonomía a las Universidades para ordenar sus grados como les parezca y, de esta manera, incentiva la competencia entre universidades. Las que presenten una oferta más atractiva en punto a la duración de las carreras – también – atraerán más alumnos, podrán seleccionarlos y entrarán en un círculo virtuoso hacia las mejoras de la calidad. No es extraño que Cataluña, sede de las mejores universidades españolas gracias, en parte, a que el gobierno de Cataluña ha desarrollado algunas políticas en la buena dirección, haya dicho que le parece bien y que Andalucía, siempre a la vanguardia del subdesarrollo y la gestión incompetente, haya dicho que no.

Veamos las razones de Torres para decir que no.

La primera es la que emplean sistemáticamente los sindicatos: que no se ha negociado. Pero no es lo mismo imponer un plan (hacerlo improvisadamente y sin debate previo es un error) que ampliar las posibilidades de actuación de las universidades. Lo segundo, en cuanto facilita las cosas a las Universidades no requiere de debate ni, sobre todo, negociación alguna. Porque si se negocia, cualquiera de los participantes querrá imponer un veto si el resultado final del programa (más competencia entre Universidades) le deja en un mal lugar (incrementa el retraso y la mediocridad de la universidad a la que pertenece el que quiera vetar). En su línea, Torres finaliza el argumento añadiendo una descalificación total del gobierno que “demuestra una vez más que lo que busca no es encontrar las mejores soluciones sino poner en marcha cuanto antes y a cualquier precio las medidas que, como en este caso, benefician a unos pocos grupos e intereses sociales.” Esto es una tontería indemostrada. Pero parece que sólo la gente de izquierdas tiene derecho a insultar.

El segundo argumento es que la reforma no incluye “la financiación que van a necesitar”. Pero claro, esto es otra tontería porque si se trata de reducir la duración de grados como esos que he citado de cuatro a tres años, resulta obvio que las universidades no tendrán más gastos, sino menos ya que necesitarán menos profesores, menos aulas y menos tiza para impartir esos grados.

El tercer argumento es que reducir los grados de cuatro a tres años “solo puede llevar a que se agudice el ya fuerte proceso de expulsión de alumnos del sistema educación superior”. Obsérvese la tontería. No hay un “proceso de expulsión de alumnos” de la Universidad. Si se refiere a que el número total de alumnos universitarios es levemente inferior este año al del año pasado, Torres no merece ser llamado un académico cuando describe esa tendencia con tan fuertes palabras.

El cuarto argumento es, si cabe, más paranoico (el argumento, no Torres. Lo aclaro porque llamé norcoreano a un argumento y hubo quien pensó que estaba llamando norcoreana a una profesora): el malvado gobierno quiere que los estudiantes acaben pronto el grado para que se matriculen en masters – ahora de dos años – que son más caros. Torres vuelve a mentir cuando dice que los precios de los másteres son “mucho más elevados y libres”. No son libres. Sus precios son fijados por la Comunidad Autónoma dentro de lo establecido por el legislador nacional (un error, pero en fin. Los datos, muy bien expuestos, aquí). De manera que sólo tiene que seguir haciendo lo que vienen haciendo hasta ahora las Universidades de Susana Díaz: fijar los precios públicos más bajos de España. Y, con la reforma, Andalucía se llenará, por una vez en su historia, de estudiantes que, despavoridos, abandonarán las demás universidades de España (en Portugal, parece que los estudiantes han votado con los pies y han escogido preferentemente carreras de tres años), donde se habrá implantado la reforma, para refugiarse en las cálidas, baratas y excelentes universidades andaluzas. Susana Díaz ya ha ordenado a las Universidades de Susana Díaz que no apliquen la reforma, así que el plan no puede fallar.

El quinto argumento es más propio de alguien que careciera por completo de información sobre el sistema universitario español:
“se fortalece así la provisión de la enseñanza universitaria como un simple negocio que va a excluir a buen número de estudiantes y no solo por razones de capacidad o excelencia. Y así se beneficia a las universidades privadas que podrán especializarse -con menos competencia desde las públicas- en la oferta educativa más cara y dirigida a los grupos sociales con recursos suficientes para poder pagarla”.
Podría añadir “y los ricos serán cada vez más ricos y la gente pobre acabará por morirse de hambre”. Obsérvese que no hay ninguna relación entre que los grados duren tres años y los másteres dos y que las Universidades públicas se vean desplazadas por las privadas en la enseñanza. Hasta ahora no ha sido el caso. Quizá lo que quiere decir Torres es que, como las Universidades privadas no tienen subvención pública – a diferencia de las públicas – tienen que cobrar todos sus costes a los alumnos y, por tanto, cuanto más cortos sean los grados, mejor para estas universidades en su competencia por atraer alumnos frente a la pública. Pero claro, si el master aumenta de duración, también aumentará su coste y esa ventaja se convertirá en desventaja. Es un insulto, por lo demás, a todas las Universidades de los jesuitas y del Opus, por lo menos, decir que practican “enseñanza universitaria como un simple negocio”. Tal vez, diría un pobre estudiante andaluz, sería bueno que las universidades andaluzas le consideraran (un poco más) como un cliente al que vender un producto de calidad. Venderles un producto de calidad es la mejor forma de evitar que la competencia te arrebate a los clientes.

Entra, en fin, en el tema de

los préstamos a los universitarios.

Y lo hace de forma sorprendente: invirtiendo la ley de la demanda (que siendo un catedrático de economía debería respetar).
“Los bancos se dedican constantemente a encontrar los caminos que pueden permitirles aumentar la deuda, puesto que es solo con ella como ganan dinero (en contra de lo que se cree, arruinaríamos a un banco no solo por dejar de depositar allí nuestro dinero sino, sobre todo, por no solicitarle créditos)”.
Torres debería saber que si no hay demanda de crédito, no hay oferta. Es siempre la demanda la que determina la oferta. También debería saber que los bancos han dejado de ganar dinero prestando dinero. Sus ingresos principales son, cada vez más, los provenientes de la prestación de servicios. Nos cobran por cuidar de nuestro dinero, por invertirlo, por guardarlo y, sobre todo, por servirnos de cajeros para cobrar nuestros créditos y pagar nuestras deudas. Así pues, no arruinaríamos a un banco por no solicitarle créditos. Los bancos prestarían el dinero de los depósitos financiando empresas o al sector público como han venido haciendo en los años de crisis nuestros bancos. Pero es que el contrafáctico es absurdo. Si podemos dejar de solicitar créditos a los bancos, es que los bancos no son necesarios y, por tanto, deberían desaparecer como desaparecieron los coches de caballos.
Lo siguiente es una tontería monumental. Dice Torres que los bancos
“promueven políticas de adquisición de vivienda y no de alquiler, salarios más bajos y una política económica general que merme los ingresos disponibles en hogares y empresas para que tengan que recurrir permanentemente a sus préstamos”
¿Cómo se puede desmentir una afirmación semejante? Es tan ridícula que resulta difícil hacerlo. Básicamente, lo que nos dicen los estudios empíricos es que la gente compra más en lugar de alquilar vivienda en función de la inflación y devaluación de la moneda. Países cuya moneda se devalúa como España o Italia tienen más tasa de propiedad. Además, la tasa de propiedad depende de la política legislativa del Estado. Si se machaca a los arrendadores con prórrogas forzosas y se dan subvenciones fiscales a los adquirentes de vivienda, pues eso, la gente, racionalmente, comprará en vez de alquilar. Acusar a los bancos de promover una política de empobrecimiento de la población es realmente perverso por parte de Torres. Y bastante estúpido por parte de los bancos ya que si la población ve mermados sus ingresos disponibles no sé como va a devolver los préstamos que se supone quieren darle los bancos.

Luego se mete con el Banco de Santander y dice que el Santander hace todo eso de Universia y de las tarjetas electrónicas etc con el objetivo (el “verdadero”, que lo sabe él y nadie más. Yo desde luego no lo sabía y me parece tan sorprendente que no me lo podía haber imaginado) de “poner en marcha en España el negocio de los préstamos que permitan a los estudiantes financiar sus estudios universitarios cada vez más caros y gracias a medidas como la que hoy se ha aprobado”.Obsérvese el salto lógico. Una medida facilitadora del Gobierno de estudios universitarios más cortos ha sido impuesta por el Santander para obtener un negocio pingüe. Como casi siempre la explicación más sencilla es la verdadera: el Santander se gasta dinero en la Universidad por la misma razón que Aranzadi pone “aulas Aranzadi” en las facultades de Derecho: para lograr futuros clientes. Los titulados universitarios tienen sueldos más altos que los que carecen de título, (y aquí) de manera que es una buena política para un banco “enganchar” a los futuros acomodados de la Sociedad. No hay que buscar ninguna explicación distinta.

Pero es que los préstamos a los estudiantes universitarios son un negocio para las Universidades privadas en los EE.UU. porque les permite aumentar su clientela, como hace El Corte Inglés cuando nos permite pagar a plazos el frigorífico porque están subvencionados por el Estado cuando no es el Estado el que los realiza. Si no existiera la subvención estatal, los bancos norteamericanos no darían ni una fracción del volumen ingente de créditos universitarios. Este programa televisivo de John Oliver es extraordinariamente bueno.


Pero, sobre todo, las tasas de un típico college norteamericano oscilan entre 10.000 y 40.000 dólares por año, a una distancia sideral del precio de la matrícula en una universidad española, de manera que estamos hablando de un volumen de negocio potencial de (unos 2000 € x 1,4 millones de estudiantes) 2.800 millones de euros/año de “negocio” – bastante ruinoso – para los bancos, más o menos, lo que presta un gran banco en una semana de trabajo. Comparar la situación española con la norteamericana es ridículo dadas esas enormes diferencias entre la “economía” del sistema universitarios norteamericano y el español. Y es un insulto a la inteligencia de los estudiantes decir que se les puede convencer de que no encontrarán trabajo si no hacen un master. Lo que los estudiantes andaluces experimentan hoy es que ni con carreras de cuatro años encuentran trabajo. Más de la mitad están en paro y lo están porque las Universidades de Susana Díaz son fábricas de parados en mayor medida que las de cualquier otra parte de España sin que, en cuarenta años de gobiernos del PSOE en Andalucía se haya hecho nada exitoso por remediar esta situación.
Luego habla de Chile cuyo sistema universitario tampoco tiene nada que ver con el de España. En Chile la mayor parte de las universidades son privadas y las públicas son las más elitistas porque son las de mayor calidad. La renta per capita chilena impide a la mayoría de su población acceder a la universidad y la excesiva desregulación del sistema ha conducido a casos que han bordeado el fraude y la estafa. En su línea, mete en el mismo saco la situación de Gran Bretaña remitiéndose a un informe que advierte del riesgo ¡para el sector público! de asumir la deuda que contraigan los estudiantes para pagar las tasas universitarias que son de un máximo de unos 10.000 euros anuales.  Y la de Francia de la que nos dice que ¡sólo! un 12,5 % de los estudiantes pide un préstamo para estudiar.

Pero la mayor tontería no se refiere a si es bueno o malo que los estudiantes pidan préstamos para pagarse los estudios. Al respecto, se puede discutir aunque no hay duda de que es más conforme con la equidad social que dispongamos de una mezcla de becas y préstamos para financiar a los estudiantes. La cuestión debe resolverse empíricamente. Por ejemplo, no deben darse préstamos para financiar estudios con altos niveles de paro. Y no deben darse préstamos a alumnos que no tengan muy buenas notas porque su performance en el bachiller y en la universidad son un indicador de su posterior performance en el mercado de trabajo. Los bancos, en su propio interés, deberían negar esos créditos pero no lo harán si el Estado los subvenciona porque su decisión se basaría no en la probabilidad de que se los devuelvan sino en la garantía del Estado (que es, por cierto, de lo que habla el artículo de The Guardian).

Después de esta burda maniobra retórica (1º, relacionar causalmente la menor duración de los grados con la explosión de préstamos universitarios aunque no hay ni siquiera correlación entre ambas variables y 2º afirmar que en España se producirá una explosión de este tipo de préstamos aunque no hay ningún indicio de que tal cosa vaya a ocurrir), la conclusión está servida:
Esto es lo que pasará a partir de ahora en España: comenzaron a subir matrículas,, cayó la renta familiar y las becas, ahora se reestructuran los estudios para que vaya predominando la etapa más cara y pronto se extenderá la oferta de préstamos estudiantiles. Los bancos, como en Estados Unidos, multiplicarán su negocio dando créditos y convirtiéndolos en nuevos productos financieros derivados, hasta que de nuevo estalle la burbuja, vuelvan a quebrar y empecemos de nuevo.
Insisto: votar a Podemos se va convirtiendo, cada vez más, en un acto de odio social y de negación de la realidad y Torres contribuye a reforzar ambas cosas con la imputación al Gobierno y a los bancos de aviesas maniobras conspirativas para explotar a los pobres y la acumulación de tonterías en su opinión publicada.

55 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero qué mierda escribes!!!!

Anónimo dijo...

Otro que vive en Neoliverolandia.

Anónimo dijo...

Otro que vive en Neoliverolandia.

Anónimo dijo...

Más bien la entrada se debería llamar: Las tonterías de Jesús Alfaro....

Anónimo dijo...

Sr. Alfaro... Juan Torres le da a usted veinte mil vueltas como profesional, como economista, y sosoecho que como persona. Váyase usted con sus fracasadas teoríaa neoliberales al guano. Por cierto, lo de.Aguila Real es un seudónimo que apela a lo de Una Grande y Libre ¿no?

Anónimo dijo...

Buenos contra argumentos:mierda Que escribes y neoliverolandia. Que buen nivel crítico, si señor

Anónimo dijo...

Siento el tiempo que ha perdido escribiendo tal cantidad de tonterias.

Anónimo dijo...

De acuerdo con anónimo 6. No hace falta más que ver el nivel de los comentarios críticos, para darse cuenta de que el profesor Alfaro tiene razón. Espero que no todos los de Podemos sean tan analfabetos.

Anónimo dijo...

Este tío está 'pirao' y si no, peor.

Anónimo dijo...

Este señor si que dice tonterias, y lo penoso es que lo hace con mucho odio y con el unico objetivo de justificar una reforma a la que se han opuesto casi todos los rectores, que también deben de ser analfabetos, dicen tonterias y votan a podemos

Anónimo dijo...

Lo que hay que leer... qué lástima...

Anónimo dijo...

Otro "Listo " que intenta cambiar el rol de ciudadano a cliente, para forrarse y los clientes pobres a excluirlo del sistema capitalista

Anónimo dijo...

Mejor lee poesia poque aburres
Hermoso, hermosamente humilde y confiante, vivificador y profundo, sentirse bajo el sol, entre los demás, impelido, llevado, conducido, mezclado, rumorosamente arrastrado... Si se puede...

JNGR dijo...

Sr. Alfaro su altavoz sigue siendo pequeño comparado con el de los de Podemos (aquí presentes en unos comentarios muy jugosos, sesudos y muy bien razonados, en la linea del Sr. Torres).
Lo que pone blanco sobre negro del acierto de sus entrada es el nivel de los insultos de los podemitas, destilando ese odio que usted describe.
La entrada magnifica, y debe ser difundida porque algunos siguen empeñados en seguir pastando en la mediocridad aunque para ello haya que decir tonterías como la del Sr. Torres.

Anónimo dijo...

Para qué poner una cita del Papa,, si el mismísimo Dios quien habla! Eso si, instruido por su buen amigo Botín, que no me cabe duda gozará de los favores celestiales debido a sus inmensas bondades...

Anónimo dijo...

He leído el primer párrafo y es de tal prepotencia y soberbia que me he ido directamente a los comentarios. Creo que no voy a repetir lo ya dicho.

Anónimo dijo...

Vaya, parece que han enviado a un equipo de community managers de podemos.


Sr Alfaro, totalmente de acuerdo con el artículo pero es inútil perder el tiempo rebatiendo ningún argumento de esta gente porqué no tienen argumentos, solo envidia/odio al que tenga 1 euro más que el vecino.

Han mezclado conceptos como corrupción con clases sociales y ha salido una papilla tóxica revanchista y de adoración al líder supremo.

Anónimo dijo...

Patético

Anónimo dijo...

Animo, Jesus. Necesitamos analisis serenos, profundos y argumentados como los tuyos. Y esperamos que los rebatan con razones y no con descalificaciones.

Anónimo dijo...

Como siempre el Sr. Alfaro dando en el clavo en sus análisis.
Se nota que este artículo escuece mucho entre los fieles de Iglesias. Lo que es una pena es que todos estos que escriben solo para insultar no tengan la capacidad de leer el artículo y, muchísimo menos, entenderlo.
Le doy todo mi ánimo y apoyo porque defender el sentido común en un ambiente tan podrido como es el académico es digno de admirar.
Un saludo.

Anónimo dijo...

No parecen tener argumentos de mediana altura, los que utilizan el apellido materno del autor para insultar. Miedo dan.

Anónimo dijo...

Una cosa es la indignación y otra el odio. Creo que "Podemos" ha canalizado políticamente la legítima indignación de muchos ciudadanos. EL PP ha dado un espectáculo vergonzoso y deplorable en varios asuntos de corrupción. La sumisión al poder de los Bancos es cuando menos notable en las leyes de mejora o peora de los deudores hipotecarios.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

La diferencia entre indignación y odio está en el objeto. Q te indigne la corrupción (a los votantes de UPyD o C's también) no significa que prediques contra personas - "la casta", "los privilegiados" - q, se supone, están maltratando a "la mayoría social", "los de abajo". Eso es plantear la solución de los problemas sociales en términos de conflicto entre los ciudadanos, de guerra civil que solo puede acabar con la derrota de los primeros. No. No es indignación, es incitación al odio civil

Anónimo dijo...

Los simpatizantes de Podemos no odian a nadie, están indignados, como muchos otros ciudadanos.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Naturalmente, pero sus dirigentes emplean el lenguaje, no de la indignación, sino del odio.

Anónimo dijo...

Fui alumno de Jesus Alfaro en la Facultad se Derecho de la Universidad de Cantabria, a finales de los años 80. Es uno de los peores profesores que he tenido nunca, y no lo digo con intención de ofender, sino como constatación de su nula habilidad pedagógica, su poco respeto por los alumnos, su linea docente caótica, su paupérrima claridad expositiva. Una calamidad, de verdad. hora leo este artículo que ha escrito, y lamento que su calidad intelectual continúe igual de atascada que cuando nos impartica clases, hace ya mucho tiempo. Las " chorradas" conceptuales que escribe son impropias de su rango universitario. en fin, mientras tengamos en la Universidad gente así, nos seguirá yendo mal. Saludos Jesús.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Error, yo no fui profe en Cantabria, fui becario de FPI pero no di clases y a finales de los ochenta estuve en Alemania y luego en la UAM. Va a ser verdad que los de Podemos usan community managers para llenar de comentarios agresivos los blogs donde se publican cosas que no les gustan

Myrna Minkoff dijo...

La piara de comentaristas de Potemos, con el tío que escribe liberal con v a la cabeza, son una muestra del nivel (Maribel) del votante podemita medio y de lo que campa en ese partido político.

Jaco dijo...

Estimado Prof. Alfaro,

muchas gracias por plantear artículos como éste que dan otra perspectiva a todos aquellos que quizás solemos leer al prof. Torres.

Personalmente me sitúo más en sintonía con el profesor granadino pero agradezco siempre a todos los que me ofrecen nuevos puntos de crítica. Creo que con ambos artículos y con los links que facilita uno puede realmente intentar crearse una opinión bastante autónoma.

En cualquier caso creo que el debate siempre es positivo, y diría más, muy necesario. Justo es esa falta de debate la que me hace desconfiar por sistema del gobierno. Ojalá pudiésemos tenerlos a usted y al prof. Torres en la televisión hablando de estos temas. Imagínese que país tendríamos, donde todos respetasen otras opiniones y no tuviesen miedo a reconocer errores propios.

Me apena mucho ver como le descalifican en el blog, qué se gana con eso? Yo siempre le estaré agradecido por presentar otros puntos de vista aunque no esté de acuerdo con ellos.

Me tomo la licencia no obstante para manifestar mi inconformidad con el título del post que entiendo ha elegido usted. Su artículo me parece muy completo pero creo que seguiría siendo igual de bueno, si no mejor, con un título más correcto. En España sobran los odios y descalificativos y creo que hace perder un poco al artículo antes de leer la primera línea.

Lo que hace falta es cooperación, en los blogs, en la política, en las decisiones importantes...

Me permito también comentarle que agradecería una separación mayor de los párrafos para que se haga algo más sencilla la lectura. No descarto que sea un fallo de mi navegador.

De nuevo muchas gracias por su artículo,

Guardo su blog para futuras visitas.

Un saludo!

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Jaco, le agradezco su comentario. Pero me confirmo en la corrección del título. No es una cuestión opinable la referida a hechos. Y, en el primer párrafo de la entrada, explico qué entiendo por tontería. Si el titular hubiera sido otro, no habría captado la atención que ha captado. De manera que me parece justificado utilizar el término para referirme a opiniones como las de Juan Torres en relación con este asunto.
No me siento halagado cuando equiparan las tonterías de uno con mi opinión sobre un asunto. Es por eso que trato de dejar claro que, aunque respeto a Juan Torres, no tengo ningún respeto por sus ideas, en particular, las referidas al asunto objeto de la entrada. De ahí que las califique de tonterías y no de tonto a él.

Anónimo dijo...

Hola Jesús. Yo sí que coincidí contigo en la Universidad de La Rioja, de la que fuiste profesor. Guardo muy buen recuerdo de tí. Eras muy riguroso, eso sí. Te sigo desde entonces como un referente imprescindible en cuanto a derecho mercantil se refiere.
No me gusta escribir en foros ni en blogs ni nada parecido, pero me ha gustado tu entrada y alucino con las críticas que estás recibiendo. Sirva esto como apoyo público a un intelectual de los de verdad. De los que dice lo que piensa y lo razona. De los que lee y estudia lo que muchos no llegan ni a barruntar. En definitiva, de los que gritan que el rey está desnudo. A todos los que le insultan, tranquilos: se cura leyendo. A Jesús, un cálido saludo. Sigue así por favor.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Muuuchas gracias!

Jaco dijo...

Estimado Sr. Alfaro,

le agradezco mucho su contestación a mi comentario. Me imagino lo complicado que debe resultar responder a tantos.

En cuanto que el titular ha captado atención, en eso le doy toda la razón y puedo entender su utilización, que esto sea más o menos correcto o ético bueno, ese es un tema mucho más subjetivo y personal. Yo en cualquier caso he llegado a este artículo a través de la pág. del prof. Torres.

Creo que usted sabe que decirle a alguien que está diciendo tonterías es ,cuando menos, poco decoroso. En mi opinión además resulta imposible respetar a una persona y no respetar sus ideas, separar al prof. Torres de sus ideas y criticarlos por separado se me hace complicado, más si cabe cuando no estamos tratando una formulación matemática sino un tema como la educación, aquí no hay hechos, aquí hay ideología y opiniones como en todas las ciencias sociales...hay interpretaciones ( es mi humilde opinión, valga la redundancia). En cualquier caso, imaginemos que efectivamente el prof. Torres ha dicho que 2 + 2 = 5. Digamos que esto nos parece una tontería. Si lo hace con buena intención el prof. Torres entonces no sería una persona que dice tonterías, sería una persona con escasos conocimientos y no veo que debiese ser criticado de esta forma. En el caso de que, sabiendo que 2 + 2 = 4, escribe que 2 + 2 = 5 entonces sería un mentiroso lo que a mi entender es peor que decir tonterías. Creo que usted sabe que la palabra que ha utilizado, sin ser una palabra prohibida, ni mucho menos, ha tenido el efecto que ha tenido porque se ha entendido como una falta de respeto. Yo respeto el uso que ha hecho usted en el título pero claro entiendo entonces también las reacciones que ha provocado. El problema es que, en mi opinión, no se puede entrar en una mesa de debate y decirle al de al lado que dice tonterías, porque el debate se ha perdido antes de comenzar. Pasa de ser un debate a ser una disputa, de argumentar en un sentido u otro y reconocer posibles fallos a tratar de demoler con voces y otros artificios. Pasamos de tener un debate a tener un sálvame político. Audiencia? por supuesto!

Aunque es cierto que sin ese título quizás no hubiese leído el artículo, creo que si usted escribe sobre temas donde la gente vea su propia voz expresada en sus escritos logrará una gran difusión, quizás lenta pero sin duda constante.

Como dije en mi anterior comentario, pese a no encontrar el título apropiado, le agradezco el trabajo que se ha tomado por informar al personal. Estaré pendiente de novedades, al igual que usted, siempre con mi espíritu crítico por delante.

Un fuerte abrazo!

Anónimo dijo...

Jesús,
Te han detectado los "vigilantes" de la hortodoxia podemista en la red.
Es inútil debatir o polemizar con esta gente. Viven ya en una Secta. Solo felicitarte por tu punto de vista y confiemos que conservemos la libertad para poder seguir opinando como consideremos más oportuno en cada momento.
Un abrazo

Anónimo dijo...

"Si alguien se siente ofendido por mis palabras, le digo que las expreso con afecto y con la mejor de las intenciones, lejos de cualquier interés personal o ideología política" Papa Francisco.
Querido Jesús: Yo creo en tu sinceridad cuando encabezas tu sensacional blog con estas palabras del Papa actual. Nunca he escrito comentarios. Sólo deseo expresarte mi apoyo porque no recuerdo reacciones tan virulentas a tus opiniones como las de los militantes de Podemos. El odio que siembran los dirigentes de este partido está fructificando y eso es preocupante. Espero que podamos seguir disfrutando en España de la relativa libertad de la que gozamos (mucho más amplia que la que disfrutan los pobres venezolanos y asimilados). Creo que tu contribuyes valientemente a ello. Ánimo y viva la madre que te parió!

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Muuuuchas gracias! Somos un pueblo sensato y no dejaremos que ganen los guerracivilistas

Anónimo dijo...

Estoy acojonado, lo admito. No por lo que dice el autor del artículo sino por sus secuaces que tildan de analfabetos, ignorantes e incitadores de guerra civil (de eso entiende mucho la derecha en este país) a todo que se salga de la mítica narración neoliberal.
Es un insulto para la inteligencia leer los comentarios de los que defienden al articulista sin pararse a pensar que el problema quizás sean los súper ricos.
Un servidor no está en contra de que haya ricos, eso de una sociedad sin clases a mi tampoco me convence... pero una cosa es eso y otra que existan ricos obscenamente ricos mientras el vecino tiene que buscar en la basura. Curiosamente todos estos magnates convertidos en filántropos son los principales parásitos de la economía. Y luego dicen que hablar de alienación es volver al pasado... ¿Enserio? Bajo mi punto de vista el donar cantidades mastodónticas a la caridad (Bill & Melinda Gates) lo único que hace es subrayar aún más la miseria existente
más que erradicarla pero parece ser que va de miedo para limpiar la mala conciencia y contentar así a Dios. Y esa es otra, estos pontífices de la economía de mercado por mucho que digan no creer en dios se entienden muy bien con la jerarquía eclesiástica lo cual no me sorprende porque si en algo se parecen es que predican dogmas en vez de saber. La economía está visto a estas alturas del partido no es ciencia sino religión, EL MERCADO OS HARÁ LIBRES!
Para finalizar vamos a reducir las cosas al "absurdo" y echarle un vistazo a las fortunas de los egregios señores que conforman la pornofinanciera lista de la revista Forbes. Estos caballeros huelga decir han acumulado esa fortuna con el sudor de su frente. Aquí en España no paran de conminarnos a todos a que nos hagamos "Amancistas" porque si somos pobres es porque somos brutos, envidiosos e ignorantes y por no tener iniciativa emprendedora claro.

http://www.forbes.com/billionaires/list/#version:static

No entiendo mucho de economía pero si sé sumar y tengo la vaga sensación de que los veinte primeros integrantes de dicha lista tienen un capital superior al PIB de unos cuantos países incluso industrializados y de primer mundo.
Otra cosa que me llama poderosamente la atención es ver a esta recua de eruditos maldecir a esos locos y demagogos marxistas cuando lo más marxistas son los propios ricos.
Ellos si tienen una cosa que un tal Karl Marx llamaba "consciencia de clase" y esto que digo no es una elucubración espontánea mía fruto de un cuelgue de LSD.
Me baso en una de las muchas y famosas frases del tercer componente de la lista Forbes que dice talque así "en el mundo hay una lucha de clases y es la mía, la de los ricos, la que va ganando" ¿De que me suena a mi esta milonga de la lucha de clases? Ba...
Ah si, y para finalizar y añadir un episodio más a esta esperpéntica tragicomedia de la economía de mercado veamos a uno de nuestros mejores humoristas recientemente fallecido haciendo gala de su exquisito sentido del humor

https://www.youtube.com/watch?v=F1OoNOU0_QY

Menos mal que eso del cielo y el infierno después de la muerte es una mentira porque de ser verdad tanto el altísimo como el bajísimo estarían acojonados con semejante huésped adicto a la EXTERNALIZACIÓN.
Se podrían decir tantísimas cosas más pero ¿pa’que? Está claro que la desigualdad y la pobreza es ley natural… Al menos en el esquema mental de estos sacerdotes del libre mercado.
PD: Y si. Todo lo dicho hasta ahora es pura demagogia, populismo, resentimiento, envidia, etc. Mañana me cojo la bici y me voy a Cuba o a buscar trabajo a ver si con un poco de suerte encuentro algo, me saco unas pelas, monto un taller en mi alcoba y acompaño a mi referente en la lista.
IO ZOY EJPANYOL, EJPANYOL, EJPANYOL!!

Redrum dijo...

Le cito: "Cualquier reducción de la duración de esas carreras es una bendición para las cabezas y los bolsillos de los que, a pesar de que es del todo punto desaconsejable cursarlas como carreras de grado, deciden matricularse en ellas."

Dado que usted desconoce, a diferencia de mí, los contenidos de una carrera como Trabajo Social, creo que debería ser más humilde y más prudente antes de calificar los contenidos de una carrera de tal importancia como "tonterías". Lo mismo para las otras carreras: si no sabe lo que se imparte ni cuáles son las competencias de esos profesionales, debiera abstenerse de hacer juicios apresurados. Da la casualidad de que en Trabajo Social, debido a la corta duración del plan antiguo, las prácticas eran de una duración irrisoria, así como los contenidos de otras materias. Hubo muchas protestas de quiénes sí conocíamos esas tonterías, que pedíamos una licenciatura.

Redrum dijo...

Le cito: "¿Cuatro años de carrera para trabajar de azafata del AVE?"

Una amiga mía hizo Economía y cursó después un máster, y trabaja de administrativa en una ETT, ¿cuatro años de carrera para ser administrativa? Usted no sabe el país en el que vive, casi ninguna carrera tiene la consideración que merece, bienvenido al mundo real.

Le cito: "Así pues, la reforma es una bendición porque dota de autonomía a las Universidades para ordenar sus grados como les parezca y, de esta manera, incentiva la competencia entre universidades."

El problema es que esa autonomía impide una política educativa central eficaz en beneficio de criterios de lucro (con desastrosos resultados en la educación concertada, por ejemplo), y limita la homologación a nivel del Estado y a nivel europeo. Por otro lado, la competencia entre universidades, como entre colegios, puede dar lugar a incentivos perversos, dada la asimetría de información, puesto que esta competencia suele inducir a los agentes a hacer trampas facilitando los requisitos y los resultados de excelencia. Ya me ha tocado ver como entraban personas en la Universidad de Navarra (privada) teniendo un 4.1 en la PAU, en base a una mera prueba lingüística...Pensar que la descentralización de competencias es intrínsecamente buena es, de hecho, algo que necesita corroboración empírica en este área. Yo no veo que eso nos haya beneficiado hasta ahora.

Le cito: "Torres vuelve a mentir cuando dice que los precios de los másteres son “mucho más elevados y libres”. No son libres. Sus precios son fijados por la Comunidad Autónoma dentro de lo establecido por el legislador nacional (un error, pero en fin. Los datos, muy bien expuestos, aquí)"

Si leyese correctamente la aseveración del señor Torres, comprobaría que éste ha señalado que los precios son "más libres", no "libres". No hay que confundir un adjetivo comparativo con uno meramente calificativo. Por otro lado, indudablemente los precios de los másteres son mucho más elevados, lo cual usted no ha negado. Y, si nos fijamos en la disparidad de precios por másteres, así como en el carácter privado de muchos de ellos, sí que se aprecia una tendencia a que los precios se otorguen con más libertad y menos límites. Sólo así se explica que los créditos de un máster valgan más que los de un grado, para un mismo número de horas, y que cada crédito de cada máster varíe tanto sus precios dentro de una misma universidad. En cuanto a su fuente, disculpe mi excepticismo, pero no creo que un doctor en psicología de un blog más bien desconocido sea la mejor fuente para esta materia. Cuando hablemos de psicología, quizás me lo tome en serio.

Le cito: "Así pues, no arruinaríamos a un banco por no solicitarle créditos. Los bancos prestarían el dinero de los depósitos financiando empresas o al sector público como han venido haciendo en los años de crisis nuestros bancos."

Y el sector público y las empresas no obtienen dinero de los bancos si los primeros no les solicitan créditos, con lo que el argumento del señor Torres permanece intacto. En todo caso, los bancos no sobrevivirían financiando sólo a empresas o al Estado.

Redrum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Redrum dijo...

Le cito: "Básicamente, lo que nos dicen los estudios empíricos es que la gente compra más en lugar de alquilar vivienda en función de la inflación y devaluación de la moneda. Países cuya moneda se devalúa como España o Italia tienen más tasa de propiedad. Además, la tasa de propiedad depende de la política legislativa del Estado. Si se machaca a los arrendadores con prórrogas forzosas y se dan subvenciones fiscales a los adquirentes de vivienda, pues eso, la gente, racionalmente, comprará en vez de alquilar."

Parece que usted no ha entendido en demasía las razones que han conducido a este país a tener su actual crisis. Acerca de la moneda, los procesos de devaluación se han dado en diferentes países europeos previamente a la existencia de la moneda única, y la última devaluación de la peseta tuvo lugar a finales de los 90. No obstante, la devaluación de la moneda suele afectar a las exportaciones e importaciones de un país con respecto a los demás, y a la tasa general de inflación; no hay absolutamente nada que indique una correlación efectiva entre la devaluación de una moneda y el régimen de vivienda que prefiera la población de un país concreto. Y eso sin olvidarnos de un insignificante detallito: tanto España como Italia renunciaron a su moneda específica en el 2002, asumiendo el euro. Por tal razón, usted debiera hacer frente al reto de explicar cómo, en base a su argumentación, se mantuvo en España el mismo patrón de consumo de vivienda durante los 5 años en los que se mantuvo el euro previamente a la crisis, si este país e Italia tenían la misma moneda que Francia o Alemania, países donde en esos años siguió predominando el alquiler. En España, de hecho, en los años siguientes se siguió recurriendo a la compra en la medida en la que se pudo.

Por otra parte, si como usted señala las subvenciones fiscales estatales son una razón a tener en cuenta para que los adquirentes de la vivienda prefieran la compra en vez del alquiler, deberá reconocer que los incentivos que dan los propios bancos, respaldando excesivamente los préstamos y asumiendo riesgos con familias de pocos recursos, también tienen un gran potencial explicativo (y la “racionalidad” que atribuye a la gente, perdone que se lo diga, fue demasiado cortoplacista). Cabe añadir que, al respecto de las políticas legislativas del Estado sobre este tema, usted no le ha rebatido nada al señor Torres: él ha señalado que los bancos promueven políticas públicas de adquisición de vivienda, y usted señala la importancia de tales políticas. Bien, sume 2+2: ¿de quién depende la financiación de los principales partidos? Esta todo relacionado, señor mío, parece mentira que no lo vea.

Lo mejor de todo es que usted, al aludir a los estudios empíricos acerca de la compra de vivienda, nos enlaza a un vídeo donde usted mismo sale dando una charla. Muy convincente su fuente, y nada autorreferencial.

Redrum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Redrum dijo...

Le cito: “Acusar a los bancos de promover una política de empobrecimiento de la población es realmente perverso por parte de Torres. Y bastante estúpido por parte de los bancos ya que si la población ve mermados sus ingresos disponibles no sé como va a devolver los préstamos que se supone quieren darle los bancos.”

Sí, esa es la idea esencial que, aun siendo de lógica pura, nos ha llevado a esta crisis-estafa. Los bancos no han sido particularmente perjudicados por la crisis, a pesar de la caída ostensible de los ingresos, y las cajas sabían que serían rescatadas pasase lo que pasase. En cualquier caso, incluso aunque esta crisis constituyese una amenaza seria para el sector bancario español, ha de tener en cuenta que el ánimo de lucro ciego ha llevado a muchos empresarios y banqueros a asumir decisiones empresariales de carácter cortoplacista. Hay dos razones de peso por las que los bancos se ven inmediatamente beneficiados de empobrecer a la población:

- Los banqueros, como empresarios que son, tienen una tendencia a buscar el incremento de su plusvalía a través de la devaluación salarial de sus empleados.

- Cuanto menores sean los salarios de la clase trabajadora, mayor será la dependencia de ésta de los bancos y del endeudamiento que éstos hacen posible. Las hipotecas a 50 años con un respaldo del 120 % de la deuda eran un invento absurdo en términos de largo plazo desde el punto de vista de los intereses del conjunto de la sociedad, pero mientras fueron sostenibles, beneficiaron enormemente al sector bancario, y permitieron a familias de clase baja y media-baja tener pisos en propiedad. Si el endeudamiento de las personas con bajos salarios no conviniese a los bancos (al menos a corto plazo), no sé qué hacían prestando a todo el mundo con tanta alegría.

Le cito: “Una medida facilitadora del Gobierno de estudios universitarios más cortos ha sido impuesta por el Santander para obtener un negocio pingüe. Como casi siempre la explicación más sencilla es la verdadera: el Santander se gasta dinero en la Universidad por la misma razón que Aranzadi pone “aulas Aranzadi” en las facultades de Derecho: para lograr futuros clientes.”

No hay la más mínima contradicción entre su explicación de los motivos del banco Santander para sus actuaciones y la que nos ofrece el señor Torres. De hecho, ambas son perfectamente complementarias.

21 de julio de 2015, 16:40 Eliminar

Redrum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Redrum dijo...


“Lo que los estudiantes andaluces experimentan hoy es que ni con carreras de cuatro años encuentran trabajo. Más de la mitad están en paro y lo están porque las Universidades de Susana Díaz son fábricas de parados en mayor medida que las de cualquier otra parte de España sin que, en cuarenta años de gobiernos del PSOE en Andalucía se haya hecho nada exitoso por remediar esta situación.”

Más de la mitad de los jóvenes (que no estudiantes) andaluces está en paro, por razones como una crisis económica y financiera de proporciones gigantescas, un modelo productivo ineficiente y fuertemente orientado al sector primario, una histórica sub-industrialización que la comunidad arrastra desde el franquismo, una ausencia total y absoluta de reformas agrarias para repartir una tierra que fundamentalmente está en manos de cuatro señoritos/as, un deplorable reparto de la riqueza a nivel estatal por parte de los sucesivos gobiernos centrales, y sí, una gestión económica deplorable, continuista y fundamentalmente neoliberal por parte del PSOE andaluz, que por si no sabía, ya hace mucho que dejó de ser de izquierdas en lo económico. Pero bueno, si usted prefiere creerse la absurdez de que los estudiantes andaluces no encuentran trabajo porque estudian en malas universidades y los empresarios no les quieren contratar (como si quisieran o pudieran contratar a más gente en estas circunstancias), pues allá usted con sus tonterías. Aquí tiene un ránking en el que dos universidades andaluzas ocupan los puestos 3 y 4 y otra el puesto 13 (de un total de 29).

http://www.u-ranking.es/analisis.php

Yo estudié en dos universidades públicas bastante peor situadas en el ránking: la de La Rioja y la Universidad Pública de Navarra, y ya ve el paro que tienen sus respectivas comunidades en comparación con el andaluz.

“Pero la mayor tontería no se refiere a si es bueno o malo que los estudiantes pidan préstamos para pagarse los estudios. Al respecto, se puede discutir aunque no hay duda de que es más conforme con la equidad social que dispongamos de una mezcla de becas y préstamos para financiar a los estudiantes.”

En absoluto, señor mío: es más conforme con la equidad y la justicia social que ningún estudiante, al margen de sus ingresos, se vea obligado a pedir un préstamo para estudiar a la universidad, dado que, a diferencia de los becados, él tiene que devolverlo con independencia de su desempeño académico en ésta. Más conforme con la equidad aún sería que las universidades públicas fuesen gratuitas, como lo son en Dinamarca, ese país tan pobre y bolivariano. Supongo que esta idea le sublevará a usted y a los suyos, pero recuerde que no siempre los niveles primarios y secundarios de la educación eran gratuitos. Es, simplemente, una cuestión de progreso, de evolucionar. Evolucionen.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Redrun, te pasas, te pasas, te pasas. No contestas a lo que yo planteo en mi columna y o presumes que soy imbécil, o eres mucho más tonto de lo que tú crees. Primero, es obvio q Andalucía es campeona de paro y q el paro no se debe a la mala calidad de las universidades andaluzas. Lo que yo discuto en mi columna es que, para una medida que podía mejorar las cosas, el PSOE y tu nueva izquierda dicen que no, q dejemos todo como está. La referencia a los rankings: repasa el resto. En Andalucía hay 9 universidades públicas y solo la UGR sobresale algo en investigación. Las 7 restantes, están en la cola. Nadie en el mundo civilizado discute que es razonable un sistema mixto de becas y préstamos. El gasto en universidades REDISTRIBUYE A FAVOR DE LOS RICOS, por tanto, la gratuidad se la pueden permitir países muy ricos o países donde los universitarios han capturado al legislador. No es cuestión de progreso. Es cuestión de que seamos un país suficientemente rico para permitirnos subvencionar a todo el mundo toda la educación que quiera. Pero las políticas de Podemos nos impedirán ser suficientemente ricos. Y, entretanto, la educación preescolar - mucho más importante desde el punto de vista de la igualdad de oportunidades - no es gratuita ni universal. Los mejores estudiantes andaluces, simplemente, estudian en Madrid.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

En relación con tu comentario de los banqueros, Redrun, no haces mas que repetir los eslóganes marxistas y añadir tonterías de tu propia cosecha, como la de que cuanto más bajos sean los salarios, mejor para los bancos porque así podrán endeudar más a la gente ¿y cómo van a recuperar esos préstamos estos bancos estúpidos que prestan a gente que no se lo puede devolver? En cuanto a la complementariedad de mi explicación y la de Torres, perdona, pero la gente como tú es especialista en no ver contradicciones lógicas.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

En relación con la vivienda, antes de descartar mis argumentos, deberías haberte informado. Yo me remito a la charla que dí en TEDx porque allí expongo los argumentos y los trabajos empíricos que demuestran esa correlación. Si buscas en el buscador de este blog, encontrarás las diapositivas y si buscas algo más, verás referencias a los estudios. ¿por qué los de ultraizquierda no sois un poco más científicos?

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

En relación con lo de las azafatas del AVE. Los de ultraizquierda - como te dije antes - sois los mejores ocultando contradicciones: "El problema es que esa autonomía impide una política educativa central eficaz en beneficio de criterios de lucro". A ver, ¿por qué el que las universidades sean autónomas" beneficia "criterios de lucro"? Por otro lado, es una obviedad - por no decir una estupidez - que el sistema universitario se organiza sobre el principio de autonomía de las universidades o sobre el principio de dirección centralizada desde el Ministerio - por tanto no es que una cosa "impida" la otra. Es que la Constitución dice que se garantiza la autonomía de las universidades.
Obviamente también, la autonomía no es una comida gratis. Eso lo sabemos desde los años 50 del pasado siglo. No hay comidas gratis. Hay que ponderar ventajas e inconvenientes. Y ver qué mecanismos de control tenemos si es que hay que tenerlos.
Lo de los precios de los másteres. Libres, en relación con los precios de un master, no puede calificarse "más libres" "menos libres". O los fijas o dejas a las universidades que los fijen. O sea que no he malinterpretado a Torres. Por lo demás, es una gilipollez.
En cuanto a la fuente de mis datos, te vuelves paranoico. O están bien, o no. Y los de Rasgo Latente son gente seria, mucho más seria que tú.
En fin, lo de a quién financiarían los bancos...

Unknown dijo...

Le cito: "el PSOE y tu nueva izquierda dicen que no, q dejemos todo como está. La referencia a los rankings: repasa el resto. En Andalucía hay 9 universidades públicas y solo la UGR sobresale algo en investigación. Las 7 restantes, están en la cola. Nadie en el mundo civilizado discute que es razonable un sistema mixto de becas y préstamos. El gasto en universidades REDISTRIBUYE A FAVOR DE LOS RICOS, por tanto, la gratuidad se la pueden permitir países muy ricos o países donde los universitarios han capturado al legislador. No es cuestión de progreso. Es cuestión de que seamos un país suficientemente rico para permitirnos subvencionar a todo el mundo toda la educación que quiera. Pero las políticas de Podemos nos impedirán ser suficientemente ricos. Y, entretanto, la educación preescolar - mucho más importante desde el punto de vista de la igualdad de oportunidades - no es gratuita ni universal. Los mejores estudiantes andaluces, simplemente, estudian en Madrid."

Explíqueme qué ránkings son más fiables que el que le he colgado, y por qué. Hasta entonces, le agradecería que no me hiciese perder el tiempo con sus inferencias. Lo de que nadie en el mundo discute el sistema mixto de becas y préstamos es una afirmación gratuita que desconoce una realidad evidente, como es el hecho de que ese es un sistema ampliamente controvertido, que ya ha provocado protestas y críticas en países como Chile y EEUU por el alto nivel de endeudamiento que genera. En todo caso, me da igual lo que exponga la mayoría silenciosa con argumentos prefabricados, me interesan los argumentos, y no me parece ético ni deseable que ciertos alumnos se endeuden por estudiar.
Las Universidades sirven a los ricos cuando tienen barreras económicas y cuando fracasan los niveles previos. Si el gasto en universidades redistribuyera a favor de los ricos, no estarían recortando tanto en ese área, señor mío, me causa estupor su ingenuidad. Las universidades públicas siempre han supuesto una redistribución dirigida a las clases medias y bajas, cuyo pacto hizo posible la socialdemoracia europea (y no la broma que representan los “socialistas” desde la entrada en la UE: el social-liberalismo de la tercera vía) y el Estado del Bienestar. Los ricos, con notables excepciones, nunca han estado interesados en una educación superior pública y universal, puesto que ellos han contado desde hace siglos con sus propias universidades privadas de élite, y no sacaban nada positivo de pagar más impuestos para que otros ajenos a sus círculos disfrutasen de una formación que antaño sólo estaba reservada a ellos. Compruebe el volumen de ellos que acude a universidades públicas, y veremos quién ha salido beneficiado de su existencia.

Unknown dijo...

No sé a qué se refiere con que los universitarios han capturado al legislador, pero hay países más pobres que el nuestro en Latinoamérica (no le hablo de Venezuela, para su tranquilidad) que han implantado la gratuidad en la enseñanza pública universitaria. Es una cuestión de voluntad política y de organización adecuada del presupuesto. Por supuesto que la educación preescolar no es gratuita y universal, porque fueron sus ideas las que triunfaron, y no las mías. Le agradezco la autocrítica. En cuanto a la riqueza a repartir, pues depende mucho de la estructura fiscal de un país, o del nivel de fraude. Ya sabe que no somos un ejemplo a seguir ni en eficiencia de la recaudación ni en persecución del fraude fiscal.

No voy a entrar en lo que proponga el PSOE y la nueva izquierda ahora, porque me es indiferente y eso alargaría mucho el debate, pero baste decir que, una de las pocas veces en las que un ministro decente (de los pocos que tuvo el PSOE, Ángel Gabilondo) trató seriamente formalizar un pacto por la educación de consenso, estando mucho más cerca que ninguno, la oposición conservadora y liberal hizo lo posible por sabotear ese pacto y echarlo por tierra, con mucho éxito por cierto. Yo propongo algo muy sencillo, aunque inaceptable para mis adversarios, emular a Finlandia o Dinamarca: es decir, educación universal, pero verdaderamente meritocrática. Quien quiera entrar en la Universidad que se lo curre, pero sin barreras económicas. Al final, así se logra la igualdad compleja de la que hablaba Michael Walzer: estableciendo requisitos específicos e independientes para cada esfera, sin interferencias.
Le cito: "¿y cómo van a recuperar esos préstamos estos bancos estúpidos que prestan a gente que no se lo puede devolver?"
Del mismo modo en que lo hicieron con los préstamos destinados a la hipoteca, hasta el estallido de la burbuja: extendiendo los períodos de devolución hasta el infinito para hacer los plazos más asequibles (en apariencia), y logrando que muchos se endeuden de por vida, sólo para pagar los intereses (la inflación sectorial en el precio de la vivienda no se vio acompañada por un incremento correspondiente en los salarios, y éstos PRESTABAN lo mismo o más). De todos modos no creo que extiendan esos préstamos a mucha gente en nuestro país, dadas las circunstancias. No espero mucha lucidez de quienes gestionan bancos y cajas, pero una mínima les presumo, después de la que nos ha caído. Lo que está claro es que persiguen el lucro, no el bien común.
Y no, no soy marxista, ni tampoco el señor Torres. Para usted y los suyos toda la izquierda es marxista sin excepción, y así les va en sus juicios y confrontaciones, disparando al aire.

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

Le cito: A ver, ¿por qué el que las universidades sean autónomas" beneficia "criterios de lucro"? Por otro lado, es una obviedad - por no decir una estupidez - que el sistema universitario se organiza sobre el principio de autonomía de las universidades o sobre el principio de dirección centralizada desde el Ministerio - por tanto no es que una cosa "impida" la otra. Es que la Constitución dice que se garantiza la autonomía de las universidades. “

No sé si beneficia necesariamente criterios de lucro la mera descentralización, pero es lo que ustedes pretenden con su modelo (que naturalmente, va más allá de la búsqueda de autonomía), y usted mismo lo ha reconocido, defendiendo que el lucro sea la mejor guía para la búsqueda de la excelencia. Y autonomía debe existir, pero hasta cierto punto, señor mío, no una autonomía que se base en competir y ordenar la duración de los grados de manera caótica, dispar y diferente por universidades, generando diferentes reconocimientos para una misma titulación, sino una que permita una gestión flexible pero eficaz de un temario debida y centralizadamente homologado. ¿O qué piensa que se ha estado haciendo con los procesos de homologación a nivel europeo? La Constitución señala que debe garantizarse la autonomía universitaria, pero no establece la medida ni los límites. Usted pretende ir a un extremo, mientras que yo pretendo que la autonomía se quede como estaba hasta ahora, sometida a las leyes actuales: no defiendo una centralización total, que también sería peligrosa.

Le cito: “En relación con la vivienda, antes de descartar mis argumentos, deberías haberte informado. Yo me remito a la charla que dí en TEDx porque allí expongo los argumentos y los trabajos empíricos que demuestran esa correlación. Si buscas en el buscador de este blog, encontrarás las diapositivas y si buscas algo más, verás referencias a los estudios. ¿por qué los de ultraizquierda no sois un poco más científicos?”

No sé a usted, pero a mí la Universidad y los científicos me enseñaron a publicar adecuadamente mis fuentes, señalando la autoría y todos los detalles esenciales de la obra que permitan la ubicación de los datos que referencio. Si en mis diversos trabajos me hubiera dedicado a colgar enlaces de vídeos de mí mismo como referencia, creo que no me habrían considerado muy científico. Usted mismo.

Le cito: “Obviamente también, la autonomía no es una comida gratis. Eso lo sabemos desde los años 50 del pasado siglo. No hay comidas gratis. Hay que ponderar ventajas e inconvenientes. Y ver qué mecanismos de control tenemos si es que hay que tenerlos. “

Que no haya comidas gratis no cambia el hecho de que, bajo mi punto de vista, debiera garantizarse de manera universal la educación y la existencia material de los individuos de una sociedad, y eso también viene en la Constitución, pero yo no necesito ampararme en ella para sustentar mis ideas y valores. Por supuesto que sólo de pan no vive el hombre, pero debe darse un equilibrio entre la libertad y la igualdad, y eso implica que minorías acomodadas paguen un precio mucho mayor del que pagan ahora por vivir en sociedad. Desde los años 50 sabemos que los años dorados del capitalismo se vivieron precisamente a partir de esa década, gracias al Estado del Bienestar. No se puede decir que ahora nos esté yendo muy bien con los valores y políticas que optan por su desmantelamiento….

Unknown dijo...

Le cito: “Lo de los precios de los másteres. Libres, en relación con los precios de un master, no puede calificarse "más libres" "menos libres". O los fijas o dejas a las universidades que los fijen. O sea que no he malinterpretado a Torres. Por lo demás, es una gilipollez."

O fijas límites, y dentro de éstos permites una autonomía. Ocurre con los salarios, por ejemplo. Al final, en todo caso, la excesiva libertad de unos suele implicar la limitación de la de otros en la práctica. De ahí la necesidad de elegir y de llegar a puntos de equilibrio.

Le cito: “En cuanto a la fuente de mis datos, te vuelves paranoico. O están bien, o no.”

No lo están y, para el tema que nos ocupa, no, no son de fiar.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

En tus sucesivas contrarréplicas haces afirmaciones cada vez más gratuitas, por lo que, para no repetirme, no las contestaré. P. ej., "no, no son de fiar". No, no puedes autocitarte para los datos. No, la universidad no redistribuye a favor de los ricos. No, vosotros los ricos queréis una universidad elitista. No, la universidad podría ser gratuita. No, Gabilondo fue el mejor ministro de educación. No, los precios de los masters, controlados están mejor que libres. No, las universidades de Andalucía están entre las mejores de España, No, a los ricos hay que joderlos mucho más de lo que se les jode ahora (q pagan más del 50 % de lo q ganan en impuestos para mantener, no a los pobres, sino al resto de la clase media). No, el acceso a la universidad no es meritocrático en ESpaña (a pesar de que hay selectividad y q uno de cada cuatro alumnos tiene beca de matrícula, lo que significa que, a efectos prácticos, es gratuita la universidad para el 25 % etc, etc.

Archivo del blog