www.almacendederecho.org

lunes, 9 de enero de 2017

Más sobre los efectos anticompetitivos de los fondos de inversión

descarga

En su columna de Bloomberg, Matt Levine nos resume nuevos argumentos en la discusión. Básicamente dos:

1. Que los inversores pasivos (los grandes inversores institucionales que ostentan participaciones significativas en las principales sociedades cotizadas de un sector de la economía y, por tanto, que tienen incentivos para que éstas coludan entre sí en lugar de competir ferozmente porque la competencia reduciría los beneficios de todo el sector y, por tanto, los rendimientos de las inversiones de esos fondos) prefieren que los costes de las empresas en las que invierten se reduzcan y, por tanto, que los precios que cargan las empresas que producen bienes o prestan servicios a las otras empresas en las que los inversores pasivos también invierten sean lo más bajos posible. Dice al WSJ la vicepresidenta de Black Rock
“Estos estudios carecen de lógica económica y de soporte en los hechos. Por ejemplo, ¿por qué habrían de querer los inversores pasivos que los precios de los billetes de avión sean más altos si los viajes en avión son un coste para casi cualquier otra empresa en la que esos inversores pasivos también invierten? Y si los fondos que replican índices reducen la competencia ¿por qué las compañías permanecen menos tiempo en el Standard & Poors 500 en la actualidad que en 1990 o en 1958?
2. Que, en realidad, – dice Levine – el problema es que no sabemos si los beneficios que los inversores pasivos proporcionan a los inversores son menores o mayores que los costes – si los hay – en forma de reducción de la competencia (y aumento de precios para los consumidores) entre las empresas en las que invierten.
“lo divertido es que los que se oponen a la inversión pasiva en todo un sector reconocen que los fondos que replican índices bursátiles son estupendos para los inversores… sólo que creen que las ganancias económicas que nos proporciona invertir diversificadamente y a bajo coste mediante estos fondos de índices no compensan el daño económico que resulta de la concentración de la propiedad de las compañías cotizadas en manos de BlackRock y otros inversores institucionales semejantes”
Pero Matt Levine, como un servidor, sigue sin estar convencido de que exista realmente un problema. En la misma línea, hay que recordar que, hasta la aparición y eclosión de los fondos que invierten pasivamente en índices bursátiles, la competencia en el mercado de los servicios de inversión era manifiestamente mejorable y que este sector estaba apropiándose de una porción enorme del producto social a la vez que incrementaba la fragilidad del sistema. De manera que, en el cálculo del saldo de los costes y beneficios de este tipo de inversión, debería incluirse también la aportación de la inversión pasiva a la reducción del peso de las finanzas en la Economía y la eliminación del rent seeking y de la redistribución ineficiente de rentas.  

Eric Posner ha contestado a la vicepresidenta de Black Rock

 

Entradas relacionadas

 





Archivo del blog