El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

jueves, 2 de agosto de 2018

Las causas de la desigualdad en el pasado y en el presente

populous, high-density, non-colonized, rural societies were less extractive

image

Desigualdad, aumento de la riqueza y capacidad de extracción por las élites: el PIB per capita no está asociado al nivel de desigualdad en las sociedades premodernas

Comienza Milanovic diciendo que

En 1995, van Zanden publicó un trabajo importante en el que defendía la existencia de una curva premoderna de Kuznets según la cual la desigualdad aumentaba a medida que aumentaba el ingreso medio en el norte de Europa…  Van Zanden y luego Ryckbosch postulan que la explicación de la creciente desigualdad reside en los que ellos llaman los "factores clásicos", a saber, una mayor participación del capital en el producto nacional. Dado que los rendimientos del capital tienden a distribuirse de forma mucho más desigual que los rendimientos del trabajo, el cambio en la composición de los factores se traduce en un aumento de la desigualdad interpersonal.

Para explicar la disminución de la desigualdad se ha recurrido a las epidemias, guerras y catástrofes naturales… Es decir, el mecanismo sería la reducción de la población que cambia la proporción entre el capital y el trabajo, haciendo el trabajo relativamente más escaso y aumentando los salarios lo que reduce la desigualdad interpersonal. Scheidel, en su libro El gran nivelador, ha extendido el razonamiento y sostiene que todas las reducciones sustanciales de la desigualdad a lo largo de la historia se deben a grandes dislocaciones naturales o políticas, es decir, a epidemias, guerras, revoluciones o al colapso de los estados

… la evolución premoderna de la desigualdad puede ubicarse en el mismo contexto que la evolución de la desigualdad en la era contemporánea. … ambos pueden explicarse como movimientos de onda de Kuznets, de desigualdad creciente y menguante. Sin embargo, la diferencia estriba en que en la era premoderna las oscilaciones las provocaban factores no económicos (epidemias y presiones maltusianas, guerras) y el marco institucional, mientras que en la era moderna devinieron más importantes los factores económicos, sociales y políticos, estos últimos a menudo vinculados con los partidos políticos de masas: el cambio tecnológico y la transferencia del trabajo de la agricultura a la industria y actualmente de la industria a los servicios; la difusión de la educación; la demanda política de transferencias sociales; la influencia y fortaleza de los sindicatos etc

Más adelante, completa esta impresión general con un análisis de lo que ha pasado históricamente en tres países de los que disponemos de buenos datos desde antiguo sobre la desigualdad y se confirma la conclusión: el aumento de la desigualdad corre parejo al aumento del PIB. Y añade que en el caso de Inglaterra,

El nivel de desigualdad en el Reino Unido en la última parte del siglo XIX… era extremadamente alto si usamos los estándares actuales. El Gini del Reino Unido estuvo cerca del nivel de desigualdad actual en Brasil y posiblemente era aún más alto”


La frontera de la máxima desigualdad posible y la máxima extracción posible


image


Este gráfico recoge los datos disponibles sobre desigualdad en sociedades premodernas (que no han tenido una revolución industrial). La curva superior refleja la “frontera de posibilidades de desigualdad” (IPF) es decir, supone que la élite se queda con todo el excedente más allá del nivel de ingresos de subsistencia. Coherente con el aumento de riqueza en una Sociedad: cuando aumentan los ingresos, la distancia entre el índice Gini y la IPF tiende a aumentar porque la élite no es capaz de apoderarse de todo el excedente (a lo que Milanovic llama IER, inequality extraction ratio): “es notable que casi todos los países pobres que eran colonias reflejan niveles de extracción de desigualdad muy elevados”, o sea que el colonialismo era extractivo. Este índice también se reduce conforme aumenta la riqueza de la sociedad hasta que el país se hace muy rico y entonces vuelve a aumentar.

Pero, parece que

cambios en el IER no se explican simplemente porque los países se hagan más ricos, sino que influyen otras variables… en general, puede decirse (y no es sorprendente que así sea) que las colonias y las sociedades más urbanizadas son más extractivas mientras que los países con más población lo son menos”.

La razón es que en las economías premodernas, las transformaciones estructurales (pasar de la agricultura a la industria) no van asociadas a cambios en el PIB por cabeza (porque aumentaba la población). En cuanto a las colonias, eran más extractivas (las poblaciones eran explotadas hasta el límite de la supervivencia).

Y parece muy importante la densidad de población

“reduce tanto la desigualdad como la tasa de extracción. Por lo tanto, un alto número de personas por kilómetro cuadrado parece ser un fuerte predictor de resultados económicos relativamente igualitarios. Esto, por supuesto, solo después de controlar por la tasa de urbanización (que tiene una fuerte asociación positiva con la desigualdad y el IER) y el nivel de ingresos (que no juega un papel significativo)”

Milanovic conjetura que si la economía es menos extractiva, “los pobres tendrían un ingreso más alto que en economías más extractivas” ceteris paribus, de modo que, si en esas sociedades rige una lógica malthusiana, la población aumentaría y, por tanto, no lo haría el ingreso per capita. “por lo tanto, con el tiempo, existiría una asociación entre regímenes menos extractivos y una mayor densidad de población pero la verdadera relación de causalidad iría en la dirección desde un régimen más indulgente – igualitario – hacia un mayor crecimiento de la población”. Una explicación alternativa, dice Milanovic, sería “política”. Mayor densidad de población implicaría una mayor eficacia de las clases populares para controlar a los gobernantes. La revuelta popular en un territorio más densamente poblado es más peligrosa para el gobernante, lo que podría reducir los incentivos de éste para comportarse como un depredador. La dirección de la relación de causalidad – concluye Milanovic – iría entonces de una densidad alta de población a una tasa de extracción baja aunque “es probable… que ambos mecanismos desempeñen un papel”. Recuérdese que aunque parece que una reducción en la densidad de la población debería reducir la desigualdad (porque al haber menos mano de obra para trabajar la tierra – principal fuente de riqueza en la época premoderna – los salarios debían aumentar), las instituciones vigentes en una sociedad pueden impedir esta asociación. Por ejemplo, porque los señores – latifundistas – logren sujetar a los trabajadores a la tierra – convertirlos en siervos de la gleba – utilizando la coacción y represión.

Branko Milanovic, Towards an explanation of inequality in premodern societies: the role of colonies, urbanization, and high population density, 2017

No hay comentarios:

Archivo del blog