El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

miércoles, 6 de marzo de 2019

De la neutralidad exigible a las autoridades académicas



He recibido este mensaje del Decano de mi Facultad en el que se remite a un acuerdo adoptado por todos los decanos de la UAM.
«El próximo 8 de marzo, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el movimiento feminista ha convocado una huelga en defensa de la igualdad de género que ha sido secundada por las principales organizaciones sindicales nacionales y sectoriales. Los Decanos, las Decanas y el Director de la EPS manifestamos nuestro apoyo a  las acciones previstas el 8 de marzo, así como a las reivindicaciones que las motivan, y animamos a toda la comunidad universitaria a participar en las diferentes actividades que desde la UAM se han programado en torno a esta conmemoración a lo largo de todo el mes de marzo. Como centro público de Educación Superior, la Universidad Autónoma de Madrid tiene la misión académica, social y ética de generar espacios de reflexión, investigación y debate en torno a las desigualdades entre mujeres y hombres, que ayuden a revertir las situaciones de injusticia, precariedad y violencia que sufren las mujeres. En este contexto, y a fin de no condicionar el derecho individual a participar en las movilizaciones reivindicativas del 8 de marzo, las Decanas, los Decanos y el Director de la EPS acuerdan proponer al profesorado de nuestros respectivos Centros que, en la medida de lo posible, no se lleven a cabo actividades académicas de evaluación o de asistencia obligatoria durante esta jornada. Decanas, Decanos y Director de la EPS».
¿Por qué me parece lamentable? Porque las autoridades académicas de una institución pública deben permanecer neutrales en relación con las cuestiones respecto de las cuales han de saber que los miembros de la universidad discrepan razonablemente. Y no creo que sea dudoso que la celebración de este año del día de la mujer trabajadora en forma de una ¿huelga? que se publicita y promueve desde el Gobierno de la nación utilizando medios públicos ha generado una intensa división de opiniones en la ciudadanía. No solo porque las reivindicaciones concretas de los que llaman a la huelga oscilan entre lo inaceptable (el patriarcado de nuestra justicia) y lo ridículo con una buena porción de banalidades y reivindicaciones ya satisfechas, sino porque existe una intención explícita por parte de los partidos de izquierda de “lanzar” tales reivindicaciones contra los que no votan a esos partidos acusándolos de afiliación con la ultraderecha si no son lo suficientemente feministas.

En consecuencia, igual que exigimos a los separatistas que deslinden las conductas de los particulares de las de aquellos que ocupan cargos públicos, los decanos y decanas y el director de la escuela politécnica de la UAM deberían haber sido más prudentes y haberse abstenido de recomendar que se alteren las actividades académicas. Participar en la huelga del 8 M, por desgracia y por culpa de la izquierda gobernante, ha dejado de ser una causa que pudiera unir a todos los españoles de bien. Y, constatada la división social al respecto, los empleados públicos que dirigen instituciones públicas deben abstenerse de influir en el debate que está teniendo lugar entre la ciudadanía.

4 comentarios:

pdelora dijo...

Jesús no puedo estar más de acuerdo. Gracias

JE dijo...

Estimado Prof. Alfaro:

Soy alumno de la Universidad de Valencia y llevo un tiempo leyendo su blog. Nunca me había planteado realizar un comentario, sin embargo, esta vez me veo en la obligación de hacerlo. Nosotros, los alumnos de la UV, hemos recibido 3 correos sobre la huelga y las actividades que la UV convoca con motivo de la misma, animándonos a participar en ellas y recordando a los profesores que no pueden evaluar ese día ni tener en cuenta la asistencia a las clases. Además, se nos incita a poner en conocimiento de los responsables de las Facultades si algún profesor no sigue esto.
Me parece lamentable que la Universidad no sea neutral respecto a las huelgas. En mi opinión, hay dos opciones, bien se remite para todas las huelgas la misma información, bien no se remite nada. Lo no puede ser es que cuando a los responsables les apetece aparecer en la foto, la promocionen, y cuando la huelga es contra ellos, la oculten y no se diga nada acerca de la misma.
Muchas gracias por escribir este blog tan útil para todos los alumnos.

Delegada dijo...

La Unidad para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de la UMU, ante el 8-M

La UMU es un reflejo de la sociedad, por ello cada vez es mayor la presencia activa de la mujer en puestos docentes, investigadores o de gestión. Pero también persisten desigualdades en aspectos como la promoción profesional o en el acceso a ciertos estudios. Y lo que es peor, persisten, aunque en declive, actitudes machistas, discriminatorias o incluso de acoso. Esto último resulta tan intolerable e ilegal como contrario a los fines principales de la Institución que nos acoge.

Todos los días del año son adecuados para promover la igualdad en nuestra sociedad. Cualquier momento de nuestra actividad es bueno para mejorar la comunidad universitaria. Siempre son bienvenidas las medidas que faciliten los cambios necesarios para garantizar una igualdad real en nuestro entorno. No obstante, el 8 de marzo es fecha especialmente indicada para combinar la reflexión con la puesta en marcha de acciones concretas.

Cuando aún queda mucho por hacer, resulta asombroso que se cuestione la existencia de políticas de igualdad, las acciones positivas para promover una mayor presencia femenina en órganos de gobierno o la lucha contra la violencia de género. Solo en una sociedad igualitaria pierden sentido esas actuaciones y es claro que distamos de haberla alcanzado.

Animamos a toda la comunidad educativa de la UMU a mantener y potenciar investigaciones, encuentros, estudios, debates, además de procurar, cada cual en su ámbito, que la realidad sea cada vez más inclusiva e igualitaria.

Por todo ello, con independencia de las manifestaciones y actos reivindicativos que las organizaciones feministas, sindicales o ciudadanas han convocado para el 8-M, desde la Unidad hacemos un llamamiento para que la efemérides no quede en actos conmemorativos. Es necesario que cada persona integrante de la UMU (estudiantado, profesorado, PAS) sienta los valores de la igualdad como propios, que los aplique en su comportamiento y que contribuya a expandirlos. Ese es el desafío al que os invitamos.

Murcia, 6 de marzo de 2018

Anónimo dijo...

La Universidad ¿va a descontar la parte del sueldo a los huelguistas? Aparte, creo que las huelgas en viernes donde el sábado es inhábil se descuentan hasta el lunes siguiente. Lo mismo el interés de la Universidad es ese.

Archivo del blog