El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

lunes, 20 de abril de 2020

¿Qué grado de confianza tiene usted en esa opinión Sr. Experto? y otras citas


El dibujo está sacado del blog de Scott Alexander de donde procede la primera cita

¿Qué grado de confianza tiene usted en esa opinión Sr. Experto? ¿Es usted un Goofus o es usted un Gallant?

Su principal excusa es que sólo estaban reproduciendo la opinión de los expertos – lo que la OMS y el CDC y los principales epidemiólogos estaban diciendo. Yo les creo. La gente en Twitter aúlla y cruje los dientes, preguntándose por qué la prensa no hizo una comprobación de los hechos o desafió a esos expertos. Pero no estoy seguro de que fuera bueno que los periodistas se dediquen a llevar la contraria a los expertos de forma sistemática. El periodista Johann Hari decidió tomar la decisión de hacerlo con los expertos en psiquiatría, y escribió una serie de artículos terribles y un libro terrible diciendo que estaban equivocados en todo. Soy psiquiatra y puedo decirles que está tan equivocado que produce dolor físico leerlos… La mayoría de los periodistas se aferran a la suposición de que los expertos saben más sobre su tema de especialización que ellos mismos, y creo que esto es prudente. El papel de los periodistas científicos es principalmente transmitir, explicar, dar contexto a las opiniones de los expertos, no tratar de superarlos. 
Pero le pediría a cualquier periodista que diga que se limita a transmitir y dar contexto a las opiniones de los expertos que haga/ se haga la siguiente pregunta: ¿con qué grado de confianza expresa el experto su opinión?
… No digo que haya que poner una proporción precisa, un porcentaje de probabilidades concreto… pero sí planteárselo y plantearse la propia pregunta acerca del grado de confianza con la que el experto hace la predicción
Nate Silver dijo que había un 29% de posibilidades de que Trump ganara. La mayoría de la gente lo interpretó como "Trump probablemente no ganará" y se sorprendió cuando lo hizo. ¿Cuál era la probabilidad con la que se predijo que "el coronavirus probablemente no será un desastre"? ¿Fue también el 29%? 20%? 10%? ¿Quieres bajar del 10%? Wuhan ya estaba bajo encierro total, ni siquiera tenían espacio para enterrar todos los cuerpos, y ¿dices que había menos del 10% de probabilidades de que fuera un problema en cualquier otro lugar? Escucho a la gente decir que hay un 12 - 15% de probabilidades de que futuras civilizaciones resuciten tu cerebro crioconservado, seguramente el riesgo de coronavirus era mayor que eso? 
Y si el riesgo era del 10%, ¿no debería haber sido el titular? "Diez por ciento de probabilidad de que haya una pandemia que devaste la economía mundial, que mate a cientos de miles de personas y que te impida salir de tu casa durante meses” 
 ¿No es ese un mejor titular que el pánico por el Coronavirus que se vende a medida que la información alarmista se difunde en los medios sociales? ¡Pero ese es el titular que podrías haber escrito si tus probabilidades fueran del diez por ciento! 
Así que.. la gente volvió a actuar como Goofus. A la gente se le presentó una nueva idea: que podría haber una pandemia global y cambiarlo todo. Y, en lugar de decirlo, esperaron a tener pruebas, pruebas que no se consiguieron, al menos al comienzo. Recuerdo haber escuchado a la gente decir cosas como "no hay razón para el pánico, actualmente sólo hay diez casos en los EE.UU.". Esto debería sonar como "no hay razón para el pánico, el asteroide que se dirige a la Tierra está todavía a varias semanas de distancia". La única manera de darle sentido a una afirmación así es a través de una mentalidad en la que no se permite considerar una idea hasta que se tenga una prueba de ello. Nadie tenía pruebas irrefutables de que el coronavirus iba a ser un desastre, así que hasta que alguien lo haga, se pasa a la hipótesis nula de que no será un desastre. 
Gallant no habría esperado a tener pruebas. Habría revisado los mercados de predicción y pedido a los mejores expertos juicios probabilísticos. Si hubiera escuchado números como el 10 o el 20 por ciento, habría hecho un análisis de costo-beneficio y habría encontrado que poner en práctica algunas medidas duras, como la cuarentena y el distanciamiento social, valdría la pena si tuvieran un 10 o 20 por ciento de posibilidades de evitar la catástrofe. 
Si interpretamos la frase Kelsey Piper) "probablemente no será una pandemia de pesadilla" como una predicción, se equivocó en la predicción. Y diríamos que Zeynep no tiene una habilidad especial para predecir si una enfermedad determinada terminará en un desastre global. 
¡Pero eso no importaba! 
La incertidumbre sobre el mundo no implica incertidumbre sobre el mejor curso de acción! Dentro del rango de incertidumbre que teníamos sobre el coronavirus en febrero, un artículo que aceptara la incertidumbre no se habría interpretado como si dijera  "No estamos seguros de cómo evolucionará el virus, así que no sabemos si deben prohibirse o no las manifestaciones multitudinarias". Al contrario, reconocer la incertidumbre se habría interpretado como "No estamos seguros de cómo evolucionará el virus, así que deberías prohibir terminantemente las grandes concentraciones de gente".

Scott Alexander, A Failure, but not of Prediction


Heurísticas: reglas simples


Cuando la banda Van Halen incluyó... una exigencia de que en su camerino hubiera un tazón de chocolatinas M&M's pero sin los de color marrón, se dijo que era un ejemplo de la absurda conducta de prima donna de las estrellas de rock. Pero no era así. Por el contrario, era una "regla heurística" ingeniosamente evidente. Si el manager de la gira comprobaba que se había observado la regla, podía estar seguro de que el organizador del concierto cumplía con su deber y que las restantes exigencias habrían sido igualmente cumplidas. En cambio, si quedaba algún M&M marrón en el bol, eso significaba que tendrían que comprobar rigurosamente todo lo demás: la fuente de alimentación eléctrica; la seguridad del equipo de iluminación o si el suelo era lo suficientemente resistente. ( En una ocasión), tras actuar a regañadientes en Pueblo, Colorado, a pesar de que habían encontrado M&M's marrones en el bol, el escenario se derrumbó.

Rory Sutherland, The keys to ending lockdown – introverts and brown M&M’s


Los seres humanos tienen una capacidad extraordinaria para reconocer caras…, no nos cuesta mucho distinguir unos de otros. En un singular experimento se mostró a los participantes 10.000 imágenes durante cinco segundos cada uno. Dos días después, aquellos identificaron correctamente 8300. Hasta la fecha ningún programa informático ha podido reconocer caras también como un niño 
(La explicación es que)… los seres humanos se cuentan entre las pocas especies cuyos miembros no emparentados se hacen favores mutuos, intercambian mercancías participan en contratos sociales o forman organizaciones. Si no fuéramos capaces de reconocer caras voces o nombres no podríamos saber con quien nos encontramos previamente y por consiguiente no recordaríamos quien fue honrado con nosotros y quién nos engañó. Por tanto no se podrían reforzar los contratos sociales de reciprocidad: hoy yo comparto mi comida contigo y tú me devuelves el favor mañana… 
Dado que el reconocimiento sigue funcionando cuando todo lo demás se estropea considero que este es un mecanismo psicológico primigenio… 
Entramos en una fiesta y vemos un grupo de personas… un adulto sin entrenamiento especial percibe directamente hasta cuatro es decir sabemos inmediatamente cuántas personas hay en la habitación si su número no es superior a cuatro. Más allá de esto, lo seres humanos hemos de contar. Esta capacidad psicológica relativa a cuatro a llegado a ser un componente básico de diversos sistemas culturales. Los romanos, por ejemplo, llamaban con nombre corriente a los primeros cuatro hijos pero a partir del quinto se les ponía el nombre contando, esto es mediante un numeral, Quintus, Sixtus, Septimus, etc. Del mismo modo en el calendario romano original los cuatro primeros meses tenía mi nombre: Martius, Aprilis, Maius, Iunius, pero los siguientes no Quintilis, Sextilis, September… 
Varias culturas actuales de Oceanía, Asia y África solo tienen las palabras «uno, dos… muchos». Pero esto no significa que no puedan hacer operaciones aritméticas. La gente ha diseñado diversos sistemas para contar. Algunas culturas utilizan palos de madera para llevar la cuenta; Otras marcan las cosas con partes de su cuerpo, equiparando números con una secuencia de dedos de manos y pies, codos rodillas, ojos, nariz etc. Se han observado muescas y señales de cuentas en huesos de animales y en paredes de cuevas, seguramente de 20.000 a 30.000 años de antigüedad. El sistema de cuentas es la fuente del sistema de numeración romano, en el que I es uno, II es dos, y III es tres, V es la abreviación de cinco, X de 10, C de 100, D de 500 y M de 1000. 
Igual que los antiguos sistemas griego y egipcio, los numerales romanos dificultaban el cálculo. Éstas culturas estuvieras durante siglos encerradas en sistemas para contar que eran incoherentes e inútiles para la mayoría de los fines salvo para apuntar números. El gran avance llegó de la civilización india, que nos proporcionó el sistema arábigo moderno, cuya genialidad radica en la introducción de un sistema léxico gráfico, el cual es inherente a las reglas secuenciales. 
Echemos un vistazo rápido a los dos números siguientes representados según el sistema romano cuál es mayor? 

MCMXI 
MDCCCLXXX 

ahora dejamos estos dos números en el sistema arábigo 

1911 
1880

Advertimos inmediatamente que el primer número es mayor si se expresa en el sistema arábigo que si se expresa en el romano. Los números romanos no representa en la magnitud mediante la longitud y mediante el orden. En cuanto a la longitud 1880 debería ser más grande pero no lo es en lo referente al orden de izquierda a derecha en 1911 después de la M que simboliza 1000 hay una C - 100 mientras que en 1880 hay una D 500 no obstante es mayor el primer número. El sistema arábigo se basa exclusivamente en el orden si dos números tienen la misma longitud, como en el ejemplo, solo hemos de buscar de izquierda a derecha hasta encontrar el primer dígito diferente. Entonces ya podemos interrumpir la búsqueda y llegar a la conclusión de que el número con el dígito mayor es el más grande; podemos prescindir de los demás dígitos. Poner orden en nuestras representaciones del mundo puede generar nuevas percepciones en la mente y simplificar la vida página 173 a 175

Gigerenzer, Decisiones instintivas, 2008



Porqué los hombres mandan en todas las sociedades humanas


“La política durante la mayor parte de nuestra historia evolutiva se limitaba a la cuestión de decidir si guerrear o no contra los grupos vecinos; si cabía esperar un ataque de ellos y evaluar si podían ser pacificados a través del comercio” 
No es de extrañar pues que las decisiones políticas en todos los grupos humanos fueran tomadas por los hombres y que la psicología masculina evolucionará para gestionar la rivalidad entre grupos 
Eso explicaría por ejemplo que los hombres contribuyan más en los juegos de bienes públicos cuando estos se llevan a cabo en competencia con otros grupos y que tal cosa no ocurra cuando la competición es entre individuos, no entre grupos 
Más genéricamente las mujeres tienden a interpretar las relaciones sociales primariamente como relaciones entre personas mientras que los hombres las ven directamente o fácilmente como relaciones entre grupos

Pascal Boyer, Minds make Societies, 2018





Lo que parece ilegal debe ser considerado ilegal


Hay un principio legal judío llamado marit ayin, que significa que es ilegal hacer algo que es legal pero que parece ilegal. Por ejemplo, no puedes comer algún tipo de tocino imposible a base de vegetales, porque parecería que estuvieras comiendo tocino de verdad. 
Algunas autoridades dicen que hay casos en los que puede ser lícito comer el tocino vegetal si dejas el envase en un lugar visible para que quede clara su licitud; o algo así.
El argumento es que la violación aparente, flagrante y sin castigo de la ley hace que se debilite la fuerza del Derecho y esto vale tanto si la infracción es real como si es imaginaria. Si nunca ves a nadie comer tocino, probablemente no lo comerás tú mismo; si todos a tu alrededor parecen estar comiendo tocino todo el tiempo, la fuerza de la prohibición se debilita. Además, si eres un policía encargado de asegurar el cumplimiento de la ley, te será difícil distinguir a los que están comiendo panceta de verdad de los que no si hay gente por todas partes comiendo esa panceta vegetariana y que van a considerarse molestos cada vez que los interrogas. 
Estaba pensando en esto recientemente con la noticia de que Alemania está considerando emitir certificados de inmunidad para las personas que han contraído el coronavirus, se han recuperado, y ahora están a salvo para hacer actividades normales. 
Es una buena idea, pero sufre del mismo problema que la panceta vegetariana- si hay cientos de personas saliendo afuera sin máscara, comiendo en restaurantes, y tomando el sol en la playa, va a ser difícil para el resto de nosotros tomar el encierro lo suficientemente en serio. 
El equivalente de la solución de los rabinos sería que los gobiernos emitieran no sólo un certificado sino algún tipo de prenda única que la gente pudiera usar para marcar su estatus. Por ejemplo, podrían dar una gorra roja de forma inusual - si las playas están llenas de gente con gorras rojas, eso está bien y no dice nada sobre si usted personalmente debe ir a tomar el sol. Y si los playeros ven a alguien sin gorra roja, pueden cuestionarlo o mantener su distancia. 
Sin embargo, esto requeriría mucha coordinación centralizada. No estoy seguro de cómo se podría enviar el mismo mensaje sin una orden del gobierno explicando lo que la gorra significaba para todos.

Scott Alexander, Coronalinks 4/10: Second Derivative

No hay comentarios:

Archivo del blog