El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

martes, 1 de junio de 2021

Populismo nacionalista vs fascismo y nazismo: la retórica militar


Coby Whitmore

Lorenzo M. Warby en su blog dice algunas cosas muy interesantes acerca de la diferencia entre los nacionalistas populistas à la Vox o Trump del siglo XXI y el fascismo y el nazismo del siglo XX. En su opinión, ni los movimientos woke progresistas à la Podemos son leninismo ni estalinismo, ni los primeros son fascismos o nazismos resucitados. La diferencia fundamental está en el militarismo que impregnaba al fascismo y al nazismo, militarismo que fue producto de la Primera Guerra Mundial en la que murieron millones de jóvenes europeos que combatieron – permaneciendo mucho tiempo juntos en condiciones inhumanas – en la guerra de trincheras que fue la Gran Guerra. Es la generación que vivió esa guerra la que, como veteranos, alimentaría las filas del partido fascista en Italia y del partido nazi en Alemania

… la experiencia de luchar y sobrevivir en las trincheras fue crucial para el atractivo tanto del fascismo como del nazismo en general y de Mussolini y Hitler en particular. Ambos eran héroes de guerra y veteranos de las trincheras… Estamos tan acostumbrados a pensar en los horrores de la guerra de trincheras que generalmente no captamos cómo une a los soldados el haber sobrevivido a un horror. Somos sociedades tan pacíficas que a menudo tenemos dificultades para comprender la alegría y la conexión que genera combatir juntos. Sin embargo, es a ese sentido unificador de actuación compartida al que precisamente apelaron el fascismo y el nazismo.

No es ni remotamente una coincidencia que tanto el fascismo como el nazismo tuvieran fuerzas paramilitares, que Mussolini y Hitler llevaran uniformes con regularidad, que ambos movimientos adoptaran la pompa militar.

El fascismo evocó esa unidad del pelotón de combate en nombre de la nación (italiana), el nazismo lo hizo en nombre de la raza aria. Pero ambos lo evocaron, una y otra y otra vez…

Lo que nos lleva a diferencias muy claras entre el nacionalpopulismo y el fascismo y el nazismo. Sin paramilitares, sin uniformes, sin ceremonias y rituales militares, sin fetichizar la acción y la organización militares. Tampoco se denuncia sistemáticamente la democracia ni se ensalza el reemplazo de la democracia. Todo lo cual significa, por supuesto, que el populismo nacional no es ni fascista ni nazi.

¿Por qué los nacionalpopulistas no han recurrido a la retórica y a los rituales militares o paramilitares? Porque no hay una masa crítica de veteranos. Porque sus líderes no son héroes de guerra. Porque no están respondiendo a una oleada de revoluciones violentas como ocurrió durante y después de la Gran Guerra. Porque el fascismo y el nazismo quedaron profundamente desacreditados al perder la Segunda Guerra Mundial y los crímenes del nazismo.

Abrazar el fascismo y el nazismo ahora no es una defensa de la herencia, sino una negación de ella.

La adopción de los militares como ideal de acción social no es incidental al fascismo o al nazismo. Es fundamental para ambos. Sin él, uno no tiene fascismo ni nazismo. Por eso fracasan ensayos como Ur Fascism de Umberto Eco…. Umberto Eco quiere sacar el fascismo de la historia y convertirlo en una categoría general de tradicionalismo autoritario, que es anterior al fascismo (por ejemplo , el régimen del almirante Horthy en Hungría) y se extiende mucho más allá…

El nazismo y el fascismo son fenómenos históricos. No son arquetipos del mal que se perpetúan a través del tiempo y el espacio. Por mucho que sea retóricamente conveniente para algunos pensar así.

1 comentario:

Andrés dijo...

Muchas veces he compartido esta opinión de que el nacionalismo derechista de Vox, Trump (o algún sector del Pp, que se pirra por las banderas y los himnos, y que tan alejado está de una derecha europea) nada tiene que ver con el fascismo. Como creo igual de errónea la asimilación del populismo iliberal de Podemos (o de sectores del Psoe, preocupados, sólo, por mantenerse en el poder) con el comunismo de los años 30, dirigido por el padrecito José.

Sin embargo, quizá el argumento del blog no sea tan útil para establecer esa necesaria diferenciación, al menos no lo sería tanto en España. Abascal y Vox hacen un uso constante de la retórica militar. Sus primeras declaraciones tras los sucesos de Ceuta era que se había producido una invasión y que los que entraron desde Marruecos estaban en edad militar.

Archivo del blog