El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

martes, 9 de noviembre de 2021

Accionistas comunes e innovación

@thefromthetree

La intuición es muy simple. Siempre que alguien no retiene la totalidad de los beneficios de una inversión, sus incentivos para realizarla en primer lugar se debilitan. Por ejemplo, si reparo la acera común a los cinco chalés construidos en torno a una glorieta, mis cuatro vecinos se beneficiarán de ella. Pero si no contribuyen a su coste y todo él lo tengo que sufragar yo, mis incentivos para incurrir en ellos son inferiores a los óptimos, entendiendo por óptimos los que me llevarían a realizar la inversión cuando los beneficios sociales de hacerlo – de reparar la acera – superan a sus costes. Es el viejo problema que Olson calificó como la ‘acción colectiva’.

Con la innovación pasa algo parecido. La empresa innovadora rara vez puede apoderarse de la totalidad de los beneficios que su innovación genera. Es probable que la proporción de los beneficios sociales de los que se apodera el innovador sean ridículamente bajos. Lo que los autores de este trabajo explican es que si – en el ejemplo – yo soy co-propietario de los cinco chalés con una cuota de una quinta parte y otro de mis vecinos tiene, igualmente, una cuota de propiedad semejante en los cinco chalés, es más probable que se repare la acera. Porque los propietarios internalizaríamos una mayor parte de los beneficios de la inversión. Del mismo modo:

- si hay efectos de contagio tecnológicos (spill overs), o sea que una innovación puede llevar al que la utiliza a lograr otras innovaciones (“la innovación en una empresa no solo genera beneficios en la empresa que generó la innovación, sino también en empresas relacionadas tecnológicamente”) que las empresas competidoras tengan accionistas comunes

mitiga este problema (siempre que las empresas actúen en interés de estos propietarios comunes) e incluso puede hacer rentable una actividad innovadora que no habría sido rentable si solo hubiera beneficiado a una sola empresa. Cuando la innovación reduce los costos marginales en la industria tanto como para aumentar la producción de la industria, la propiedad común puede incluso aumentar el bienestar.

En cierta medida porque la presencia de accionistas comunes equivale a una suerte de fusión parcial de las empresas implicadas.

Pero, en sentido contrario,

… las innovaciones resultantes de las inversiones en I + D conducen naturalmente a que el innovador robe cuota de mercado y beneficios a las empresas rivales en el mismo mercado de productos o en mercados relacionados… este efecto procompetitivo de la innovación es deseable para los accionistas de la empresa innovadora. Sin embargo, cuando los accionistas poseen una parte del capital tanto del innovador como de sus competidores en el mercado de productos, tal robo de clientela es menos deseable. Por lo tanto, la existencia de accionistas comunes puede reducir los incentivos para innovar cuando el efecto de robo de la clientela es más fuerte que el efecto de difusión tecnológica que se acaba de mencionar

La primera variable – proximidad tecnológica que facilita la difusión – es positiva en relación con la presencia de accionistas comunes. La segunda – proximidad competitiva en el mercado de producto – es negativa para la innovación.

Los autores realizan un estudio empírico para medir estas dos variables en relación con empresas con accionistas comunes y confirman que

la innovación se relaciona más positivamente con la existencia de accionistas comunes cuando la difusión tecnológica es más elevada mientras que se asocia con menos innovación cuando la cercanía en el mercado de productos es mayor. En otras palabras, la presencia de accionistas comunes y la innovación están relacionadas positivamente cuando el grado de difusión tecnológica es grande en relación con los incentivos para robar clientela por la proximidad de las empresas en el mercado competitivo de producto y están relacionadas negativamente en el caso contrario

Miguel Antón/ Florian Ederer/ Mireia Giné/ Martin Schmalz, Innovation: The Bright Side of Common Ownership?,  2021

No hay comentarios:

Archivo del blog