El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

miércoles, 24 de octubre de 2018

“Donde mejor está tu padre es en la cárcel”, decía la abuela

Headshot-411 (1)

Calculo que en promedio, condicionado a una condena, el encarcelamiento de los padres aumenta la educación en 0,8 años para los niños y niñas cuyos padres estuvieron a punto de ir a la cárcel (los casos interesantes para ver el efecto del encarcelamiento es el de aquellos padres que <<estuvieron a punto>> de ir a la cárcel). Con una escolaridad media de 6,8 años, esto supone un aumento del 11,8%.  El beneficio del encarcelamiento de los padres es mayor para los hijos de padres que fueron encarcelados por jueces más indulgentes.  Intuitivamente, aquellos que son encarcelados incluso por jueces indulgentes probablemente tienen peores características no observadas, en promedio, que aquellos encarcelados por los jueces más estrictos…. el beneficio del encarcelamiento de los padres es mayor cuando el niño es varón, cuando el encarcelamiento fue por un delito violento o cuando el padre encarcelado es la madre (a diferencia del padre), aunque sólo la diferencia en los efectos del tratamiento por género del niño es estadísticamente diferente.
Se estiman efectos positivos mayores entre las edades de 0 a 5 años y de 10 a 15 años, en relación con las edades de 5 a 10 años.
Mis resultados indican que, en promedio, los padres que están en el margen del encarcelamiento en Colombia tienen más probabilidades de reducir el nivel educativo de sus hijos si no van a la cárcel y permanecen en el hogar.   Las investigaciones demuestran que eliminar a un padre violento o a un modelo negativo del hogar puede crear un ambiente más seguro para un niño (Jaffee et al., 2003; Johnson, 2009).  Los padres delincuentes también pueden agotar los recursos económicos, y es probable que su contribución económica al hogar sea pequeña; Mueller-Smith (2015) encuentra que en los Estados Unidos, sólo entre un tercio y dos quintas partes de los padres encarcelados tenían un trabajo antes de ser procesados.  El encarcelamiento de los padres también puede reducir la transmisión intergeneracional de la violencia, el abuso de sustancias y el crimen.
Por último, el encarcelamiento de los padres puede resultar en que el niño pase a ser atendido por alguien que tiene más recursos para cuidar del niño.  De hecho, parece que después de un episodio de encarcelamiento de los padres, los niños a menudo se mudan con sus abuelos. También es más probable que se muden a un hogar que no esté en el SISBEN, lo que sugiere una mejora de las condiciones económicas”

Carolina Arteaga,“The Cost of Bad Parents: Evidence from the Effects of Incarceration on Children's Education” 2018

No hay comentarios:

Archivo del blog