El otro blog para cosas más serias

El otro blog para cosas más serias
El otro blog para cosas más serias

viernes, 20 de julio de 2018

Enlaces del viernes

DiRolWUUEAAgqKv



“Por cada aumento de un dólar en sus ingresos del 40 % más pobre, el 10 % más rico ganó 34 dólares, de los cuales, 22 fueron a parar al 1 % más rico”.

El gráfico es de Branko Milanovic y la frase de @ThomasPogge




El capitalismo es inevitable en sociedades de cierto tamaño: ubi magna societas, ibi capitalismo


I am not saying “capitalism is natural”! I did not make any ‘Smithian’ argument! Indeed some kind of “primitive communism” (or gift exchange economy) may be ‘natural’ in small-scale societies. But the issue is scalability!

Pseudoerasmus




Un hombre es un hombre y una mujer es una mujer

"Gongsun Hei es guapo, sin duda, pero You Chu es varonil. El hombre ha de ser varonil y la mujer, femenina, así es como debe ser. De modo que la joven eligió a You Chu como marido”

Having watched from her bedchamber, the girl said, “Gongsun Hei is handsome, to be sure, but You Chu is manly. For the man to be manly and the wife wifely: that is what is fitting.

“Gongsun Hei was sincere and fine, but You Chu was a man. For a man to be a man and a woman a woman is what we call true order.”

El problema viene con la frase "para que un hombre sea varonil y una mujer femenina/para que un hombre sea un hombre y una mujer sea una mujer ". En el chino clásico, esta frase completa tiene solo cuatro palabras: 夫 夫婦 婦 (en mandarín moderno: fū fū fù fù). Si se traduces literalmente, todo lo que lady Wu dice es: "hombre hombre, mujer mujer".

¿Cómo darle sentido a esto? La clave es que en chino clásico, el número de clases de palabras a las que puede pertenecer una palabra  concreta suele ser mucho mayor que en el inglés moderno. La palabra "hombre" puede usarse no solo como sustantivo, sino también como adjetivo, adverbio o verbo. En esta oración, el segundo "hombre" y "mujer" son verbos…

Quizá la explicación sea que los chinos antiguos tenían concepciones muy claras del significado – rol social – de ser hijo, hija, hombre o mujer, de modo que idearon palabras para describir a las personas que desempeñaban cada uno de esos roles.

Sin embargo, sospecho (y al no haber estudiado el estado actual de la investigación inspirada por Sapir-Whorf, es solo una sospecha) que la causalidad funciona al revés. El chino clásico te obliga a pensar en términos de hacer, no en términos de ser. Sospecho que los chinos antiguos tenían una concepción tan firme de lo que significaba ser un hijo, una hija, un hombre o una mujer porque no preguntaban "¿qué significa ser un hombre?", Sino ¿cómo se comporta un hombre? ¿qué conductas definen la hombría?

Manning Up in Ancient China

Being vs. Doing in Ancient Chinese Thought--A Note




La relación causal entre la educación y la personalidad de los niños en la vida adulta va también en la otra dirección:

los caracteres genéticos de los niños influyen en la educación que reciben de sus padres. Esto ocurre porque los padres adaptan la educación que dan a sus hijos a los rasgos de personalidad de éstos que perciben

Genetic and Environmental Associations Between Child Personality and Parenting, Mona Ayoub y otros




A los humanos no les gusta morir y por qué Cortes venció fácilmente a los aztecas

Es un hecho empíricamente demostrado que, cuando se alcanzan niveles determinados de complejidad social, surge la práctica de sacrificar a humanos y que, conforme los niveles de complejidad social siguen aumentando, esa práctica decae y termina aboliéndose.

La razón por la que tiende a decaer y a abolirse es probablemente la misma por la que a los españoles les resultó fácil obtener aliados nativos contra el Imperio Azteca: los sacrificios humanos son una forma costosa y brutal de fomentar la cohesión social. En todas las sociedades, ha habido una tendencia general a abandonar la práctica y crear sustitutos psicológicamente satisfactorios que no tienen los inconvenientes sangrientos de los sacrificios humanos.

El condicionamiento cultural no es el de un individuo occidental que vive en una sociedad de consumo al final de un camino de dos siglos de crecimiento, dominación y maduración. Más bien, el condicionamiento cultural es el de toda una clase de intelectuales que conciben todas las relaciones sociales e históricas como si fueran meros espejos de la sociedad occidental de los siglos XIX y XX. Y, sobre esta base, los que estudian los sacrificios humanos en el imperio azteca tienden a considerar éste como un caso muy particular. Ni siquiera tienen respeto para los huesos que han encontrado. Siguen viéndolos desde una perspectiva profundamente eurocéntrica


Most People Have Always Thought Human Sacrifice Was Bad,

Razib Khan



Vía Steve Stewart-Williams

@SteveStuWill



En general, esa transición que Pontón lleva a cabo entre la economía y el pensamiento no es otra cosa que poner en el mismo cesto huevos y castañas. Al final el lector se inclina a hacerse la pregunta cui bono: por qué demonios se han galardonado esos exabruptos sin matizaciones contra todos los ilustrados y contra el siglo de la razón y del Derecho Natural. Desde luego podría parecer que estamos ante una renovación nostálgica de la crítica marxista, pero ni se aclara el origen del capitalismo, ni se explica cómo surgió el proletariado en tanto que consecuencia de la revolución industrial. Lo que queda es esto: la historia vista desde la perspectiva de un antisistema.

La historia vista desde la perspectiva de un antisistema 

Francisco Sánchez-Blanco



Por qué hay que preocuparse y mucho por lo que pasa en China. Dos textos de despedida de dos profesores occidentales que dejan China tras pasar bastantes años allí

Entre cuatrocientos mil y un millón de personas en campos de concentración. Si estas estimaciones son ciertas, esto quiere decir que al menos uno (quizá más) de cada diez miembros de la minoría uyghur vive en un campo de reeducación ahora mismo… He abordado muchos de los episodios más desagradables de la Historia contemporánea con mis estudiantes: la esclavitud, la guerra chino-japonesa, el holocausto. Mi enfoque de estas atrocidades es simple: no es suficiente con empatizar con las víctimas. Esa es la parte fácil y, por lo demás, bastante inútil. Lo difícil es intentar sentir las emociones, comprender los temores y tomarse en serio las ideas que llevaron a los perpetradores a cometer los crímenes que cometieron. No solo debemos empatizar con los tiranizados. Hay que tratar de empatizar con el tirano

Moral Hazards and China,

The Scholar's Stage


Sobre la ausencia de Estado de Derecho en China

En China se desprecian las leyes y las normas existentes de forma tácita. Mi explicación es que los chinos no tienen ningún respeto por la forma en que se elaboran y promulgan las leyes pero, en lugar de enfrentarse al sistema o a la jerarquía o en lugar de intentar cambiar las cosas, los chinos optan por un tipo de subversión tácita que consiste, simplemente, en ignorar la ley. Esta subversión se extiende rápidamente a todas las formas de conducta social. Antes de vivir aquí, creía que China era rígida – y en cierto modo, lo es – pero en realidad se describe mejor como una sociedad brutalmente caótica porque no hay reglas. Es la ley de la selva con un poder ilimitado que impone su voluntad y en la que todos ignoran las normas cuando les conviene sin ningún sentido de la moralidad o de respeto por el Derecho.

Un abogado me contó que la represión de la corrupción en China se explica en estos términos. La gente califica a los detenidos y condenados por corrupción como alguien que tuvo mala suerte. Dado que no hay un concepto de justicia comúnmente compartido, si alguien era condenado era porque había tenido mala suerte aunque se hubiera probado que había robado del erario público. Las penas impuestas no eran merecidas, a la vista de su comportamiento, sino que esos pobres desgraciados eran, simplemente, carne de cañón en algún juego manejado por una autoridad superior.

La ley no es ley si el gobierno puede elegir si hacerla cumplir. La ley se ha convertido en el capricho de los soberanos propensos a la fantasía política...

Cuando alguien es atropellado por un automóvil, los peatones simplemente pasan por encima del cuerpo hasta que un miembro de la familia lo encuentra. Como ahora todo se graba en video y se cuelga en internet, el video se vuelve viral, provoca una semana de lamentaciones. A continuación, interviene la censura que dirige la conversación pública hacia Confucio y el crecimiento económico. La vida humana no se considera inherentemente valiosa…

La posibilidad de que alguien nacido en el extranjero alcance una posición relevante en la Universidad o pueda crear una empresa que crezca rápidamente es prácticamente nula en China…

No tengo ni idea de lo que piensa la gente en China, pero sé que si algún día vemos la caída del Partido Comunista, habrá más de mil millones de chinos que dirán que ellos eran demócratas ocultos.

Uno de mis mayores temores en China ha sido siempre ser detenido. Aunque felizmente señalé lo absurdo del autoritarismo que se estaba extendiendo rápidamente, algo de lo que no parecen darse cuenta los académicos que no viven en China, siempre traté de saber cuál era la línea roja para no traspasarla. Ahora, con una gran sensación de alivio al abandonar el país, no dejo de pensar en los muchos chinos y extranjeros que lo han tenido mucho más difícil que yo. Tengo suerte de poder contarlo…

…China es una potencia en ascenso pero, lo que es más importante, es un estado policial profundamente autoritario, expansionista y antiliberal opuesto a los derechos humanos, la democracia, el libre comercio y el estado de derecho… China ha sido profundamente autoritaria durante muchos años pero se está volviendo cada vez más antiliberal y está acelerando el ritmo del cambio hacia un mayor control… Hace unos meses, alguien que conozco me envió un correo electrónico solicitando un pequeño favor. Lo hice, devolví el correo electrónico y me olvidé. Por la tarde me llamaron y cogí el teléfono esperando que me preguntaran sobre el correo electrónico. Empezaron por darme las gracias y luego me dijeron que solo querían verificar qué tal estaba dada mi situación. Incluso para mí que trato de no ponerme nervioso o vivir en China vigilando mi espalda, la preocupación está siempre presente.




Si para aprender hace falta previamente "aprender a aprender", ¿para "aprender a aprender» no hará falta "aprender a aprender a aprender?"

Se repite con frecuencia que hemos tenido demasiadas leyes educativas. Pero es una media verdad. Aunque hemos variado de leyes, desde 1985 hasta el presente ha habido un único modelo pedagógicamente dominante.

La LODE (1.985), la Logse (1990) y la LOE (2.006) han sido leyes educativas dictadas por Gobiernos socialistas con el apoyo de los grupos nacionalistas. Las votadas por el PP han sido la LOCE (2002) y la Lomce (2013). A lo largo de la tramitación parlamentaria de la LOCE, los portavoces del PP insistían en que recogía un clamor social. Pero el del clamor social fue el argumento esgrimido por Rodríguez Zapatero nada más llegar al Gobierno para acabar con ella antes de que pudiera aplicarse. Respecto a la triste Lomce, si sólo entró parcialmente en vigor, se debió a las incertidumbres educativas del PP.

Si analizamos los resultados educativos de las comunidades autónomas observamos que algunas están a la altura de la mejor Finlandia (que no es la actual), mientras que otras se encuentran muy por debajo de la media de la OCDE. Sin embargo, todas ellas han tenido las mismas leyes educativas. Incluso podemos preguntarnos si España posee realmente un sistema educativo, dado que hay 55 puntos de diferencia entre las comunidades con mejores y peores resultados, lo cual equivale, en términos de conocimientos adquiridos, a una diferencia de un año de escolarización.

En el 2010, el ministro socialista, Ángel Gabilondo, declaró en el Parlamento Europeo que estaba dispuesto a crear itinerarios para evitar la exclusión social, favorecer la igualdad de oportunidades y reforzar la dimensión social de la educación. Cuando Wert dijo lo mismo poco después, cayó sobre él la avalancha de críticas que se ahorró Gabilondo. La actual ministra acaba de anunciar que eliminará los "itinerarios segregadores".

El retorno de la ortodoxia pedagógica,

Gregorio Luri



Desde muy pequeños, los humanos consideramos y hacemos cumplir la expectativa normativa según la cual los individuos que pertenecen al grupo están obligados a contribuir al bien común

El desarrollo humano depende de que las personas se esfuercen en contribuir al bien común, pero se pone en riesgo si existen gorrones en el grupo, esto es, personas que se benefician de las aportaciones de los demás sin contribuir ellos mismos. Los sistemas de vigilancia y castigo a los gorrones permiten que las relaciones entre los miembros del grupo sean establemente cooperativas. Pero no se conoce bien el origen de estas tendencias humanas. En este estudio, se presentan pruebas de que, desde los cuatro años de edad, los niños juzgan negativamente y castigan a los miembros del grupo que se comportan como gorrones. En los seis estudios realizados aparece que estas tendencias son robustas, de gran magnitud, que los castigos se aplican a los comportamientos asociales intencionados y no a los meros despistes y que se castiga tanto al gorrón como al que no castiga al gorrón y que estas conductas no pueden explicarse recurriendo a otros factores que aparecen frecuentemente junto con conductas de aprovecharse del común…

In Defense of the Commons: Young Children Negatively Evaluate and Sanction Free Riders,

Fan Yang y otros




El problema de los mercados es que son tan eficientes produciendo pan como produciendo veneno: la comida orgánica: ¿un fallo de mercado?

En este punto, podría suavizar el significado de (a) aún más: "Los mercados funcionan = "Los mercados le brindan a los consumidores lo que éstos quieren (en el caso, quieren comida orgánica) teniendo en cuenta sus creencias (los consumidores creen que la comida orgánica es más saludable) ". Esto parece aceptable pero ¿no significa que los mercados no funcionan si las creencias de los consumidores son erróneas? En un mundo de imbéciles (los que creen que la comida orgánica es más saludable), los mercados producen una gran cantidad de basura. Suena muy parecido a mi crítica de la democracia ¿no?

Sin embargo, sigue habiendo una gran diferencia entre los mercados y la democracia. En democracia, si el votante mediano es tonto, todos tienen que vivir bajo políticas tontas. La gran característica redentora de los mercados es que cualquiera que se da cuenta de que, por ejemplo, pagar más por un alimento porque es “orgánico” es tirar el dinero, puede dejar de desperdiciar su dinero inmediatamente . No es un sistema perfecto. Pero la democracia, a diferencia de los mercados, no solo te insulta sino que, además, te produce daño. En el mercado, el consumidor racional tiene que soportar a los imbéciles. En democracia, el votante racional no solo tiene que aguantarlos, tiene que obedecerlos.

Market Failure: The Case of Organic Food

Bryan Caplan



Sexo mentiras y encuestas

Cuando las esposas ganan más que sus maridos, puede suceder algo desconcertante: los maridos dicen que ganan más de lo que ganan realmente y las mujeres declaran menos ingresos.



No hay comentarios:

Archivo del blog